7 Maneras De Vender Más Masajes

masaje sentado amma en murciaEres una miniempresa. Cualquier masajista debería pensar como una empresa. En todos los sentidos. Es algo bueno. Nada tiene que ver con ser humanos y tratar a la gente como personas. Forma parte de tu Filosofía de Empresa y de cómo es tu Atención al Cliente. Diriges el proyecto de tu negocio… Tú decides cómo vender masaje.

En cuanto al marketing, un masajista individual debería pensar como guerrillero… Es decir, planear ataques de publicidad con masajes. Como si fuera una guerra de guerrillas. Gastando poco y ganando mucho. Midiendo lo que hace y lo que consigue. Puedes ver un par de ejemplos de masaje-guerrilla aquí y aquí.

Buscando nuevas ideas sobre cómo vender masaje y servicios de bienestar, encontré este artículo de Francisco Rodríguez. Habla de publicidad dirigida, redes sociales, alianzas estratégicas, cross-selling y up-selling. Es lo que me animó a escribir 7 Maneras De Vender Más Masajes. Espero que te inspiren o animen:

1. Enfoca bien tu oferta

¿A quién ofreces tu servicio de masaje? Cuando haces publicidad estás tirando una piedra. Llámalo anzuelo, pero es algo que lanzas. Una oferta. Una flecha. Una lanza… Apunta bien, por favor. Hazlo por ti y por tu negocio. Es uno de los errores más frecuentes de los masajistas: Creer que todo el mundo puede ser tu cliente de masaje. Es un gran error. Pensar que cualquiera que pague por tu masaje es cliente potencial. Te dispersas demasiado, masajista…

Decide y define bien tu objetivo. Es uno de los pasos más importantes. Ten claro a qué personas, empresas, clientes o sector concreto te vas a dirigir. Si no lo tienes claro, entonces decídelo. ¿Con quién te gustaría trabajar? ¿Qué necesitas para eso? ¿Cómo se lo vas a decir? ¿Estás en condiciones de ofrecerles lo mejor? ¿Cómo haces para que les llegue tu oferta? ¿Puedes responder alguna de estas preguntas? Hazlo.

Apunta bien, por favor. Si fallas, está bien. Vuelve a intentarlo. Repite tu disparo. Dispara más veces. Aprende para apuntar mejor. Si te acercas también es ok. Sigue mejorando tu manera de apuntar… Concéntrate en una diana. Apunta de nuevo… A eso se le llama foco. Enfócate, masajista. Céntrate en un objetivo. Cuanto más concreto mejor. Decide ya a quién prefieres vender masaje y muévete hacia ellos.

2. Mide tus resultados

Hay medidas que importan y otras que no. Me refiero a las métricas en internet y en la vida offline… Da igual los megustas que tengas en tu fanpage de masajista. Sobretodo si la mayoría son de tus amigos y ninguno de ellos ha probado tus masajes. Tal vez sea más interesante cuántos leen tus emails, cuántos responden o cuánta gente llama para pedirte cita gracias a los guasap que les envías con ofertas de masaje y descuentos cansinos.

Tienes que saber qué pasa cuando haces algo. Repartes folletos. Haces descuentos. Abres una fanpage en Facebook. Tienes cuenta en Instagram. También un perfil de Twitter. Uno de Linkedin, otro en Google+ y otro en About.me, además del canal de Youtube y el Tumblr, por supuesto… Incluso escribes en Medium. Pero todo eso, ¿para qué y para quién? ¿Para qué quieres cada canal y a quién te diriges?

¿Repartes folletos o tarjetas de visita? Si haces folletos… ¿Cuántos imprimes? ¿Dónde los repartes? ¿En buzones, tablones o en mano? ¿Cuánta gente llama por esos flyers o carteles? ¿De dónde vienen? ¿Vienen recomendados? ¿Quién les habló de ti? Si pones anuncios en prensa o radio, ¿cuántas llamadas recibes?

3. Optimiza tus Redes sociales

¿Estás en Facebook? ¿Para qué? ¿Crees que necesitas más Megusta o más interacciones con la gente? ¿Sabes usarlo para potenciar tu negocio en tu barrio o ciudad?

¿Tienes Twitter? ¿A quién sigues? ¿Quién te sigue? ¿De qué te sirve?

¿Qué esperas de tu perfil en Instagram? ¿Qué puedes aportar allí?

¿Sabes que Linkedin, Youtube o Google+ también son redes sociales?

¿Conoces la diferencia entre red social y techo digital o weblog?

¿Te atreves a grabar un vídeo tuyo y publicarlo para presentarte? ¿Haces fotos? ¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Qué haces online? ¿Qué aportas? ¿Qué compartes? ¿Merece la pena?

4. Colabora con otros

Siempre hablo de Concordancia entre masajistas. También entre terapeutas, claro. Me parece básico e imprescindible.. No concibo que te quejes o critiques a otros cuando dices que quieres ayudar al mundo. Si estás por la salud de las personas entonces no puedes atacar. Hay que unir fuerzas. Sin excusas.

Colabora siempre que puedas. Organiza jornadas de puertas abiertas. Si salen bien, triunfas. Si salen mal, aprendes. Maratones de masaje, eventos solidarios como el de Movember en La Barbería de Diego o incluso masajes en conciertos de música… Participa en salones, mercadillos y exposiciones compartiendo stand con más masajistas. Sin miedo. Es una forma de hacer marketing de guerrilla con masajes 😉

Recomienda otros compañeros masajistas o terapeutas que sean especialistas en masajes en embarazadas, por ejemplo. Sobretodo si son mejores que tú y si son realmente buenos. Yo suelo derivar clientes a varios fisios, terapeutas y quiromasajistas que conozco, como mi hermano el fisioterapeuta osteópata. Regala productos de otros profesionales y no tengas miedo de hacerlo.

5. Escala tus Precios

Ofrece un producto básico. Incluso simple. Por un precio más bien bajo. Incluso gratis. Es para atraer gente y demostrarles que vales. Se trata de que confíen en ti. Que vean cómo trabajas. Aunque sea básico o sencillo no debería ser un servicio de masaje malo ni mediocre.. Aquí tienes un ejemplo.

Ve ofreciendo al cliente productos superiores por poco dinero más… y así escalando tus precios hacia el mejor de los servicios que puedas ofrecer. En

6. Cruza Servicios

La idea me la ha dado este artículo de Francisco Rodríguez sobre el Cross-Selling o ventas cruzadas. Básicamente se trata de aprovechar las ventas que haces para ofrecer otros productos o servicios que sean interesantes para mejorar la calidad de los que ya estás vendiendo.

Eso sí, no necesariamente tienen que ser tuyos. Más bien tiene que ver con colaborar con otros profesionales. Ten en cuenta que aquí me refiero a vender productos o servicios que mejoren lo que ya le has vendido.

7. Mezcla Productos

Después del masaje puedes ofrecer a tu cliente otros productos como infusiones, sales de baño, incienso, libros o música. Incluso otros servicios como clases de relajación, cursos de formación, otros tipos de masaje, consultas de nutrición, terapia sexual o tratamientos de belleza.

Este concepto de mezclar productos se parece mucho al tipo de regalos que muchas veces te propongo para cuidar de tus clientes de masaje (anteriores, actuales o futuros). De hecho tienen mucho en común…

Tampoco se trata de que colabores con otros masajistas, sin más. Sino que combines lo que ya vendes con lo que podrías vender para ganar más. Por ejemplo.. ¿por qué no vender tus propios aceites de masaje? Artesanales o de marca. ¿Haces música? Ofrece tus temas. Regala o vende tus cuadros,dibujos o pinturas.. Imaginación.

¿Te parecen ideas ridículas?
¿Qué podrías aplicar en tu negocio?

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s