460. Enfermería Planetaria.

El caracter planetario de las enfermeras entendido como cuidar a lo grande.

Apostando por una enfermería planetaria. Time to endorse a planetary perspective of nursing consciousness (Copiado de este artículo original). Del ciclo Las 13 enfermerías que propongo para 2020: Magnética. Lunar. Eléctrica. Auto-existente. Entonada. Rítmica. Resonante. Galáctica. Solar. Planetaria*. Espectral. Cristal. Cósmica.

Enfermería planetaria se manifiesta. Todo se está reajustando y readaptando constantemente. Las enfermeras nos tenemos que reconocer para poder perfeccionar o mejorar lo que hacemos. Solamente así podríamos cerrar un ciclo de cambios notables a gran escala.

Imagino que cuidamos a gran escala. Nos ocupamos del bien común y eso requiere dejar de competir para concurrir, cooperar, colaborar, cooperar y sumar de verdad con la visión de mejorar todo lo que hacemos todos. Hablo de CUIDAR con mayúsculas. Un proceso global, de todos para todos.

Otro tema es cómo lo vive cada enfermera. El aquí y ahora de cada persona suele ser diferente, o al menos eso es lo que parece cuando intentamos ponernos de acuerdo desde lo particular a lo común y general. Parece también necesario que nos cuidemos y dejemos cuidar. Solamente así se podrá mejorar o perfeccionar lo que hacemos como equipo sanitario y de servicios, regional y nacional, profesional e interdisciplinar, mundial y espiritualmente.

Una propuesta más concreta es, por ejemplo, que hablemos más. Que aprendamos a leer y a debatir. A publicar lo que hacemos y a discutir cómo mejorarlo. A aceptar diferencias de opinión e incluir otros criterios tan válidos e interesantes como necesarios y oportunos. ¿Qué opinas?

450. Planetarismo enfermero.

planetarismo enfermero

Lo planetario se refiere al sistema en el que vivimos: un planeta que orbita y vagabundea por el espacio. Solemos hablar de la persona y sus necesidades. Incluimos a la familia y a la comunidad. Ahora somos más conscientes del entorno a gran escala. Conscientes del país, de los países vecinos, del continente y de las demás naciones de lo que llamamos mundo entero… Por eso, la mejor escala para pensar en salud y cuidados de manera seria es, al menos, la planetaria.

Con planetario me refiero al aspecto salubrista enfermero que tiene en cuenta nuestro entorno a gran escala. Partiendo de la población sana. Porque debemos promover la salud, además de prevenir y tratar. Cuidar de los sanos para que en el futuro nos necesiten lo menos posible… eso es el cuidar planetario del que hablo. ¿Compartes conmigo y con Enrique* esa visión de apostar por una enfermería planetaria?

449. Cuidar mejora la salud.

¿Hola? Se nos ha olvidado. Es tan evidente como obviado: ¿Sobre qué investigamos? ¿Sobre qué temas investigamos más las enfermeras? Porque nos estamos empoderando, como la mujer socialmente y como otros muchos grupos oprimidos o reprimidos… pero nuestro liderazgo ha de seguir creciendo imparable, en la universidad y en la investigación.

¿Investigas por oficio, por afición o porque necesitas los puntos para la bolsa? ¿Piensas en la relevancia o repercusión que puede tener lo que hagas? Ten en cuenta la mortalidad y la calidad en los cuidados. Aprende a pensar con mirada enfermera, aunque solamente sea para enseñar bien a tus alumnos. A mí me empujan a enseñarles ese lado menos visible y más importante de lo que hacemos. En investigación debería hacerlo así…

448. Carretera y manta.

¿Qué mas necesitas?

Carretera o camino. ¿Acaso alguien necesita algo más que un camino y una buena cobertura? Un lugar a dónde ir. Un sentido de vida. Una dirección que buscar. Un estado que cuidar. Una marcha o un viaje. Una misión o una aventura. ¿Una vida como un camino recorrido?

Manta o cobertura. Abrigo o móvil. Más bien algo para cubrirte. Por si te pasa algo, cae la noche y hace frío. Una manta, una cubierta o una colcha. Eso sí que te hará falta. Una buena cobertura física. Aunque, claro, te confías y prefieres el móvil. Como suele tener “cobertura”, no te acuerdas de la manta, ¿verdad? Pues eso, piensa en qué necesitas realmente y dónde lo tienes.

447. Vigilancia total.

¿Cuando no te ven eres igual?
¿Cuando no te ven eres igual?

Vigilancia total. Es lo tenemos y más que vendrá. Para bien o para mal. El tiempo lo dirá. Puede ser como la conciencia de cada cual. Nada será igual. Puede que ya nada sea seguro. Puede que si todos estamos vigilados ésto sea una gran prisión. Mucha prevención y mucho miedo. Nada de promoción y poco disfrute.

Como tu conciencia. Esa que te dice si lo que haces es lo correcto o no. Esa voz interna que te recuerda respetar los límites de velocidad. El volumen de la música. Un maravilloso sentido común al tener en cuenta a los demás. El respeto por las distancias de seguridad y de cortesía. ¿Cómo lo ves tú?

446. Valor vs confort.

Lo contrario de valiente no es cobarde, sino conformista. El valor es lo que vale. Lo que vale es lo útil. Lo útil es lo necesario. Lo que necesitas es equilibrio, armonía y bienestar. Por eso a los que se atreven a pensar yo los llamo valientes.

¿Piensas o te conformas? De eso se trata la vida interior. Lo espiritual va de pensar en aquello del sentido de la vida. Quién eres. Quién pretendes ser. De dónde vienes. A dónde vas. Hacia dónde quieres ir. Lo que importa son las preguntas. Aún así, sigue buscando respuestas.

444. Enfermería Solar.

¿Cómo integrar lo que ya tenemos para lograr nuestro propósito?

Apostando por una enfermería solar. Time to endorse a solar perspective of nursing consciousness. Del ciclo Las 13 enfermerías que propongo para 2020: Magnética. Lunar. Eléctrica. Auto-existente. Entonada. Rítmica. Resonante. Galáctica. SolarPlanetaria*. Espectral. Cristal. Cósmica.

Enfermería solar es brillante e integradora. Incluye todo lo que tiene para cuidar. Se aferra a todos los recursos disponibles y si no los tiene se los inventa. Está claro que todo va a cambiar de una manera muy profunda después de esta llamada pandemia, tan similar a la peste europea. El ambiente debería ser más y mejor considerado en lo que respecta a la salud pública. Hablaremos de eso en otro momento.

Imaginando siempre que nuestro servicio es CUIDAR en general. ¿Qué cuidamos ahora? ¿Solamente a los enfermos? ¿A las familias desbordadas? ¿A los profesionales que ya están cuidando y no pueden más? ¿A los enfermeros que están enfermos y ya no pueden ni trabajar ni volver a sus casas con sus familias? Ya te lo decía yo… todo es cuidable, incluso lo incurable. Por eso la importancia del cuidado en sí mismo, del contexto, del momento y del marco teórico-práctico que cambiará para siempre, irremediablemente, después de este momento histórico.

Otro tema es cómo está afectando la situación a otros sanitarios en particular y a otras profesiones en general. Dejemos de mirarnos el ombligo, que es importante, pero también lo es ponernos de acuerdo a gran escala para casi todo: ir al cole, hacer la compra, tirar la basura, vestir y relacionarnos, fomentar el comercio local y las marcas de confianza de verdad…

Una propuesta más concreta es, por ejemplo, que seamos más conscientes de lo que compramos. Toallitas desechables por el wc o no. Productos muy embalados en plásticos innecesarios o no. Frutas y verduras de consumo local y de temporada, sabiendo la parte que gana el agricultor y a parte que se lleva el distribuidor. Ayudando a los mayores de tu barrio que viven solos, por ejemplo. Repartiendo buenas maneras. Favoreciendo el consumo local y la producción de proximidad. Perdiendo complejos profesionales, que somos una profesión de las más queridas. ¿Qué opinas?