Domingos de verano

Este correo lo escribo el viernes.
Está programado para el domingo a primera hora. Lo mismo alguien me lee. Aunque tampoco me importa demasiado. Yo tecleo y comparto. Esa es mi tarea.

$iempre he querido tener más días libres que trabajando… Ya es real. Aunque después de tantos años, todavía sigo teniendo contratos de corta duración.
$iempre quise ir caminando al trabajo. O en bicicleta… Ahora puedo. Lo disfruto. Y me siento muy agradecido.
$iempre quise escribir sin más. Sin miedo. Compartir textos… Y aquí estoy de nuevo.

$iempre quise dedicarme a algo creativo y artístico… y aquí estoy. Formándome y practicando. Probando y explorando de nuevo.
$iempre he querido pasar horas mirando al cielo estrellado… Ahora puedo ver amaneceres y noches de luna desde mi balcón. Desde aquí escribo hoy.

Ahora tengo la suerte de poder pasar este fin de semana cerca de la playa. Con la familia. Jugando y leyendo. Durmiendo la siesta y paseando a por un helado.

En fin. Te deseo un buen domingo.
Estés donde estés y lo pases como lo tengas que pasar. Espero que estés bien.

P. D. – Ten en cuenta lo que querías y ahora tienes. Ten en cuenta lo que querías y todavía no tienes. Piensa en lo que quieres de verdad. Y empieza a dar pequeños pasos para conseguirlo. ¿Qué estás haciendo para crecer? ¿Por dónde vas a empezar? ¿Tienes la mentalidad que necesitas? Cuenta, cuenta.