¿Qué haces en Internet?

¿Qué haces en la Red 2.0? ¿A qué te dedicas en redes sociales? ¿Compartes, escuchas, aprendes o solamente criticas? ¿Te gusta cotillear? ¿Te gusta conversar? Personal y/o profesionalmente.. ¿Qué aportas? ¿Qué te aporta?¿Conectas con más personas? ¿Usas un perfil real? ¿Cómo te organizas? ¿Cómo manejas la información? https://youtu.be/_ZS9iHi3UUM

Observa lo que haces

Este verano he desconectado para conectar. Re-conectar conmigo mismo, sobre todo. Me parece básico. He hecho un desconecta para conectar, como decía Pau (@PauMatalap) antes del verano. Así vuelvo fresco y descansado. Renovado y diferente, claro. Listo para volver a conectar con personas, escuchar a los demás, dar ejemplo de respeto y aceptación, aprender de los demás, compartir aficiones e intereses, leer recomendaciones y publicar sobre lo que me apetezca o necesite. No he publicado nada. Digo que he desconectado, pero en realidad me refiero a que no he publicado nada en mi blog. Ni textos ni vídeos desde el último Día Fuera del Tiempo. Eso sí, en redes sociales he seguido más o menos conectado. Sobre todo en Twitter, como @antonReina. Ay, Twitter,,, ¡cómo conectas enfermeras! Blog + redes sociales. Vengo publicando sobre masaje sentado y marketing masajista desde hace varios años. Abrí un perfil personal en facebook y otro para mi web dirigido a masajistas. Linkedin, Twitter, Instagram, Youtube… Sigo definiendo cómo usar todas esas herramientas de comunicación. La clave inicial está en tener buenos referentes y saber escuchar. Después, o al mismo tiempo, saber lo que quiero decir, qué quiero transmitir, cómo me quiero expresar en texto, fotos, vídeos… Y colaborar. Buscar puntos en común y colaborar, coopera, coordina. Soy un firme defensor de la concordia y la concordancia.

Gracias, ventana de Twitter

Twitter ha sido un redescubrimiento para mí. Es una gran CIBERVENTANA, como dice Jesús del Río (@chuchencio). Una ventana que te puede atrapar, por activa y por pasiva, por lo bueno y por lo malo. Con ventajas y desventajas, con altos y bajos. Pero lo que más me gusta es que son conversaciones, como todo en la vida… Lo uso con calma, aunque casi a diario, desde casi un año. Empecé a seguir a nuevas enfermeras muy ciberactivas como Teresa Pérez (@duedevocacion), Rosa Pérez, David Fernández, Pau Sánchez, Isidro Manrique, Fernando Campaña… Y desde ellas se me reabrió todo un árbol digital de personas relacionadas con mi profesión, tan diversas y enriquecedoras como revolucionarias y comprometidas con el futuro: Juan F. Hernández, Zulema Ganzedo, Chema Cepeda, X. M. Meijome, Miguel Ángel Máñez, Serafín y Antonio Jesús… por poner algunos ejemplos con los que empecé a sentir conexión. https://youtu.be/Vb5h51-e67Y

Crea Confianza

Busca y genera relaciones de CONFIANZA. Me parece lo más importante, inteligente y necesario que puedes hacer. Hace poco retomé el uso casi diario de Twitter como enfermera, y gracias a eso he conseguido:

  • comprender que mi causa es servir al bien común,
  • conectar con más enfermeras y agentes de salud,
  • descubrir y conocer nuevas formas de hacer Enfermería,
  • redefinir mi blog y mi identidad digital (ahora soy una enfermera comprometida con mi profesión y además me gusta divulgar sobre masaje sentado y marketing masajista como herramientas para fomentar biestar en la comunidad),
  • descubrir a muchas personas que piensan como yo y con las que resueno,
  • participar en el primer InnobarSalud, gracias a David Fernández (@enferdocente),
  • ser entrevistado por JA Alguacil (@ciberfefo) como creador de contenido digital (https://youtu.be/-xcG8U4RHok),
  • publicar sobre Enfermería postmoderna, gracias a Fernando @ferenfer,
  • estrenar mi propia sección, Enfermera hippie (#enfermerajipi), en el número septiembre 2017 de la Revista Fanzine de Enfermeria (https://issuu.com/nefanzine/docs/fanzine_septiembre_17)
  • y unas cuantas más…

¿Qué haces en Internet?

Lo más básico para tu negocio masajista

antonio_hospi439-collage

¿Negocio masajista? ¿De qué me hablas? Hablo del masaje. Es lo que te apasiona. En mayor o menor medida. Es un negocio. Una actividad profesional o aficionada. ¿Cómo te lo tomas? ¿Tienes dudas? ¿Vas en serio? ¿Sientes miedo?

¿Lo más básico, dices? Pues claro que no. Lo más importante no es nada material. Ni camilla ergonómica, ni silla de masaje, ni aceite esencial, ni tarjetas de visita… Tampoco es una web, un uniforme masajista ni una sonrisa bonita. Ni siquiera necesitas saber presentar tu servicio de masaje a empresas o particulares.

Los 3 pilares más básicos para tu negocio de masaje son…

Visión, intuición y flexibilidad. Lo más básico para tu negocio masajista es que tengas una Visión. Lo segundo es que cultives tu intuición, porque la necesitarás para tratar con personas. Lo tercero es la resiliencia, para saber adaptarte a lo que venga, ser flexible al decidir cómo avanzar, creer mucho en tí y seguir aprendiendo siempre.

Visión

¿Qué quieres hacer y con quién? Ten claro lo que quieres. Lo que te gusta. Eso que te apasiona. ¿Qué pretendes? Decide hacia dónde vas y cómo te gustaría recorrer tu camino. Dime cómo ves el mundo y después decide tus metas.

  • Si quieres alcanzar el pico más alto, tendrás que apuntar a la luna.

¿Qué te motiva? Cuando algo te emociona, eso te mueve. Te hace avanzar, te motiva. Te pone las pilas. El motor de la vida puede ser una emoción o un sentimiento. Ese motor será positivo o negativo. Depende de ti, de lo que has vivido y de cómo te tomas todo lo que pasa en el mundo. Eso es lo que más te ayudará o no a conseguir los objetivos que te propongas.

Intuición

¿Cómo avanzas? Puede que te lo pienses todo antes de hacer algo. También puede que te dejes llevar por lo que sientas que es lo mejor en cada momento. A veces es difícil saber centrarte en lo más adecuado en ese momento. ¿Tienes un plan? ¿Te dejas llevar? ¿Improvisas? ¿Cómo avanzas hacia tus metas? ¿Crees que eres capaz? ¿Tienes las cualidades que hacen falta?

¿Quién te inspira? Cuando miras a alguien que lo hace bien. Fíjate en su parte más humana. Eso que lo hace vulnerable. Así sentirás que somos iguales. Lo que suele marcar la diferencia es la actitud. ¿Qué te enseña? ¿Quién te anima o motiva? Síguele sin miedo ni vergüenza. ¿Qué te gusta más? ¿Qué te gusta menos de esa persona? ¿Te sienta bien admirar y reconocer el éxito, los logros o el mérito de otros?

Flexibilidad

¿Cómo consigues las cosas? Ya tienes una meta. Ahora da el primer paso. ¿Cómo te acercas a tu objetivo? ¿Es demasiado grande? ¿Lo puedes dividir en objetivos más pequeños y alcanzables? ¿Eres capaz de dividir esos miniobjetivos en tareas concretas? ¿Sabes cuándo algo ha funcionado o no? ¿Cómo mides tus avances? ¿Eres capaz de reconocer que te has equivocado? ¿Te das cuenta cuando fracasas? ¿Aprendes con ello?

¿Hay más maneras de hacerlo? Explora caminos y no tengas miedo de reconocerlo cuando te equivoques. Encaja los obstáculos o derríbalos… Incluso me atrevo a decirte que seas valiente. Sé valiente para todo. Pero sobre todo para reconocer tus limitaciones. Hazte un DAFO y decide cómo seguir adelante. Asume la responsabilidad de estar intentando algo que puedes conseguir. Asume la responsabilidad de abandonar cuando sea necesario.

Dime qué tienes o qué te falta. Escríbeme directamente y vemos si te puedo ayudar 😉

Una Enfermería postmoderna: ¡Estoy en el FanZinEnfermero!

https://issuu.com/nefanzine/docs/fanzine_septiembre_17

Hola, ¿cómo estás?

Días difíciles y alegres para mí... Buscando ritmos diario y semanal para enfrentar el nuevo curso tanto escolar, familiar, académico, colegial y profesional. También llegan nuevos proyectos y eventos que iré compartiendo contigo. Por ejemplo, este mes me despido de mis vacaciones y lo empiezo con varias alegrías. Una de ellas es la pequeña-gran satisfacción de que publican un artículo mío en una revista para enfermeras… ¡Estoy en el Fanzine Nuestra Enfermería! 

Para mí es un honor formar parte de ese equipo al que tanto admiro. Gracias a la confianza de Fernando Campaña (@ferenfer) estreno sección propia en el Fanzine de Nuestra Enfermería. Se llama Enfermera Hippie y seguro que dará mucho que hablar. Para bien y para mal… Es lo que tiene exponerse públicamente, de una manera u otra.


Una Enfermería Postmoderna.

Por @antonReina

Sobre los fundamentos epistemológicos del cuidado holístico.

Considerando el postmodernismo primero como una actitud filosófica inicial, segundo como un movimiento artístico en general y tercero como una corriente o proceso cultural en particular, podríamos hablar de una Enfermería Postmoderna, pero solamente con la intención de disentir y cuestionar el modelo biomédico cientificista todavía vigente en prácticamente todas las ciencias humanas y sociales. El objeto de tal confrontación es abordar un enfoque holístico para reflexionar sobre fundamentos científicos actuales en los que se pueden apoyar los cuidados e intervenciones enfermeras que llamamos complementarias y poco o menos convencionales.

Según Lyotard, los grandes metarrelatos ya no sirven para explicar la realidad. Pero, aunque eso en sí mismo pudiera ser otra metanarración como afirman Callinicos y Habermas, lo que está ocurriendo es un cambio de época hacia un nuevo pensamiento menos cientificista, más interpretativo, y que valora más la perspectiva individualista de construir la propia verdad. Aunque vivimos en una sociedad que nos condiciona y nos conduce en gran medida, existe la tendencia a construir nuestra propia identidad desde dentro. Se trata de decidir qué es el conocimiento real, pero de una manera mucho más individual, con la dificultad y responsabilidad que ello conlleva, pues todo conocimiento es interpretativo, siempre que no hablemos de opiniones, prejuicios o intereses, y todo conocimiento es además un proceso social muy complejo.

Cuando hablemos del cuidar en general o de los cuidados enfermeros en particular, siempre tendremos que hablar de personas y de relaciones entre personas. Las relaciones humanas que nos conectan, ayudan, guían o reconfortan son lo más básico en Enfermería, junto con los conceptos de persona, salud, entorno y cuidados. Collière considera que cuidar es mantener la vida durante cualquier etapa de la misma, y eso no tiene que estar necesariamente relacionado con la enfermedad. Se hace imprescindible así fundamentar un enfoque de la salud lo más coherente, holístico e integral posible, lo que conlleva por definición a intentar abarcar todas las esferas humanas, estudiando en profundidad las leyes físicas, biológicas, psicológicas y sociales para poder cuestionar el paradigma científico actual. En Biología, por ejemplo, se puede considerar la vida como un proceso auto-organizativo más o menos complejo, tan emergente que necesita de una visión holística para estudiar las relaciones entre el ambiente y la persona, entre la genética y la epigenética.

Desde varios frentes científicos y profesionales ya se está rescatando la memoria terapéutica o cuidadora integral y holística, también llamada antigua o ancestral, porque es innegable el interés creciente en todo el mundo para la salud de la población. Así mismo es oportuno y necesario que la Enfermería investigue estas cuestiones, concretando un objeto de estudio propiamente dicho y usando una metodología lo más rigurosa posible; porque nuestra función esencial consiste en propiciar el bienestar físico, mental, sociocultural y espiritual de las personas a las que cuidamos con la mayor garantía ética, científica y profesional que nos sea posible de manera consciente.

Si bien es necesario reconocer los grandes avances tecno-médicos en el diagnóstico y tratamiento de muchas enfermedades, también lo es valorar las limitaciones del paradigma imperante, eminentemente reduccionista, mecanicista, analítico y evolucionista, que desprecia otras formas de curar solamente porque no puede abordar conceptos tan humanos como la conciencia y la energía vital. Es evidente que lo ideal sería completar o complementar estas limitaciones para ofrecer así una visión más espiritual, completa y abierta del ser humano, pero eso solamente se consigue redefiniendo al hombre desde su capacidad más específica: la autoconciencia, que al incluir aspectos cognitivos, racionales y emocionales de nuestra mente podría relacionar mediante un análisis de Fourier directamente a la conciencia con el nivel de energía electromagnética.

Al hablar de energía como fuerza de acción o capacidad de trabajo, será necesario desarrollar los conceptos de carácter pulsatorio, la dinámica polar y circuitos de campo o biocampos como mecanismos de acción vibracional o bioenergética que ocurren a través de ondas, no partículas, y que solamente son explicables desde la Física. A pesar de la diversidad de enfoques posibles y la dificultad al abordar el tema, se pueden describir toda una serie de fundamentos científicos cuyo orden de estudio parta desde lo más intangible a lo más proteico que podemos estudiar. Desde nuestra conciencia a la energía codificada en las emociones y de ahí hacia sus efectos directos sobre la estructura más bioquímica de nuestro cuerpo genético.

La Cronobiología habla de ritmos naturales en el cuerpo relacionados con nuestra calidad de vida, los cuales se sincronizan o alteran según los ritmos circadianos de sueño/descanso, el contraste de luz entre el día y la oscuridad de la noche, la existencia de actividad física, la regularidad en nuestros hábitos, la actitud mental que adoptemos y la alimentación. Desde aquí se pueden fundamentar otros conceptos como la sincronización del organismo de y con la matriz extracelular, que vendría a ser el medio ambiente en el que viven nuestras células.

En conclusión, esta idea central gira en torno a fundamentar un enfoque no solamente más humanista sino más holístico para nuestras investigaciones en Enfermería, donde se puedan considerar tan importantes la aptitud genética como la actitud autoconsciente, que es lo que origina nuestro estilo de vida y condiciona nuestro complejo ambiente colectivo dentro del paradigma de la transformación. Evidentemente es necesario diseñar estudios y experimentos midiendo parámetros tanto cuantitativos como cualitativos.

Referencias bibliográficas:

  • Illich, I. (1975). Némesis médica. La expropiación de la salud. Barcelona: Barral Editores, 35-84.
  • Organización Mundial de la Salud. (2013). Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023.
  • Munárriz, L. A. (2005). La conciencia humana. La conciencia humana: perspectiva cultural, 41, 11.
  • Valle, M. C., Rodríguez, M. B., & Martos, J. A. F. EL INCÓMODO VÍNCULO ENTRE MEDICINA Y FE.
  • Lipton, B. H. (2007). La biología de la creencia. La liberación del poder, de la conciencia, la materia y los milagros. Editorial Palmyra.

Día Fuera del Tiempo, 25 de julio

wp-1469396093113.jpeg¿Y si contamos cada año como 13 meses regulares que concuerden con las 13 lunas que tenemos en cada vuelta al Sol? Parece lógico y coherente…

Contar los días en coherencia con el planeta

Ya conocemos los 12 meses irregulares y casi arbitrarios para dividir el año de manera anormal:

Cada año puede variar con el calendario anterior… Salvo que los dividamos en 13 meses de 28 días cada uno. Todos iguales y armónicos:


Cada año. Para siempre… Con un día fuera del Tiempo. Igual que la Nochevieja o el día de año nuevo…

Buscando más coherencias…

Un sincronario de vida para la Paz. Sí, tal y como suena… Una manera de pensar que nos ayude a vivir más conscientes y alineados. Con nosotros mismos y con el resto del mundo…

Más consciencia en el mundo… ¿Tan absurdo parece? Alinearse un poco con la galaxia, el sistema solar, la tierra y la luna… Podríamos vivir más en armonía con todo eso. 

Tiempo es Arte

¿Qué te parece? Podríamos aprender a amar a las catro personas que somos cada 28 días. Como las 4 estaciones pero en cada mes… Un abrazo y feliz año nuevo 😉

Qué es la HRV y por qué medirla en Salud

https://www.innobarsalud.net/

Primer InnobarSalud en Valencia · 14-07-2017 · @antonReina · HRV ·

¿Cómo medir tu estado de salud? ¿Se pueden medir las emociones y sus efectos? ¿Cómo se mide el bienestar? ¿Quién sabe cómo es mi equilibrio interno? ¿Respiro bien? ¿Mi corazón funciona con eficiencia? ¿Mi cuerpo está en armonía? ¿Me afecta demasiado el estrés? ¿Sirve para algo el yoga o la meditación? ¿Cómo de joven o ágil está mi sistema nervioso? ¿Y mi corazón?

Mira mi presentación de 5 minutos en PDF para el primer Innobarsalud en Valencia sobre HRV. Te presento una idea que no es nada nueva, pero sí muy novedosa: Usar la HRV para medir la salud.

HRV @antonReina Valencia InnobarSalud 2017

Hay muchas maneras de valorar tu estado de salud, pero pocas tan objetivas y cuantificables como la HRV… Es una constante biológica muy interesante. Un biomarcador tanto o más útil que la Frecuencia Cardíaca, la Frecuencia Respiratoria o la Tensión Arterial (está relacionado con todas ellas). Hay que considerarlo a corto, medio y largo plazo.

Pero, ¿qué es la HRV?

HRV es la Hear Rate Variability o Variabilidad del Ritmo Cardíaco. También se llama Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca o VFC. Se mide en milisegundos y cuanto mayor sea, mejor será tu estado de salud. El concepto HRV no es un número aislado, sino un conjunto de datos y tendencias que hay que tener en cuenta de manera global. Es una variable muy variable (valga la redundancia). Depende de tu edad, género, postura, alimentación, estrés, ocupación, emociones, relajación, actitudes… tanto en el pasado como en el presente.

Variabilidad del Ritmo Cardíaco

Tu corazón late de manera irregular. Cada latido dura unos milisegundos más o menos que el anterior. Eso te permite adaptarte a los cambios. Cuanto mayor sea tu variabilidad de frecuencia cardíaca, mejor responderá tu corazón a los cambios.

  1. Tu sistema nervioso Simpático es el que te activa, te prepara para la acción y te puede provocar estrés. Siempre funciona con su complementario parasimpático.
  2. Tu sistema nervioso Parasimpático es el que te relaja, te prepara para el descanso y produce calma. Siempre funciona con su complementario simpático.

Indica tu resiliencia, tu flexibilidad o agilidad para adaptarte a lo que venga. Podríamos decir que, si tu HRV es mayor, tu salud será mejor. Gracias a ese piloto automático te activas o relajas cuando toca. Un corazón sano tiene un ritmo más variable.

HRV para medir el estado de salud

Sería muy interesante usar más la HRV o variabilidad cardíaca para medir el estado de salud por varios motivos:

  1. Existe suficiente tecnología lo suficientemente accesible actualmente (sensores, dispositivos y aplicaciones) que permite la medición y el seguimiento de este biomarcador.
  2. También es posible guardar esos datos en tiempo real, utilizarlos para obtener tendencias y medir los resultados obtenidos a corto, medio y largo plazo en el tiempo.
  3. Su relación con estados de estrés, emociones, alimentación, ejercicio, sueño, descanso, meditación o hábitos diarios nos permite aplicarlos para entrenar y ver cómo mejora (o no) tu HRV con lo que hacemos a diario y cómo vivimos la vida.

Si tu HRV es mayor, tu salud será mejor. Es decir, se puede medir cómo respondes (desde tu corazón) a esa sensación agradable o no que tienes en un momento dado. Basándose en el concepto de coherencia cardiorrespiratoria, por ejemplo, podemos entrenar y mejorar nuestra eficiencia nerviosa y cardíaca mediante ejercicios de respiración coordinada. También podemos experimentar para saber qué nos beneficia más (alimentación, deporte, relajación, respiración… ).

1Ejemplo:

Si sincronizas tu respiración con tu ritmo cardíaco y te centras en sentimientos agradables, se pueden reducir los efectos negativos del estrés, mejorar tu capacidad de relajación, desarrollar flexibilidad cardíaca y entrenar tu resiliencia física en general con tan sólo unos minutos de práctica diarios.

1Conclusión:

Si tu HRV es mayor, tu salud será mejor

Si tu HRV es mayor, tu salud será mejor. Tu HRV nos puede indicar cómo de equilibrado está tu Sistema Nervioso Autónomo (el automático que te activa o relaja). Sirve para medir tu salud y tu bienestar. Para concocer cómo de eficiente es tu corazón, si funciona bien y es capaz de adaptarse bien al estrés. Lo mejor de todo: se puede mejorar o entrenar fácilmente.

Está compuesta por varios parámetros, índices y desviaciones matemáticas que se calculan sobre el ritmo de la frecuencia cardíaca. Podría ayudar a prevenir desequilibrios y enfermerdades. Hay que tenerla en cuena a corto y largo plazo, porque es muy variable cuando la consieramos de manera puntual en el tiempo.

Algunas referencias interesantes:

  1. Análisis de las coherencias entre la variabilidad del ritmo cardiaco, la variabilidad de la presión sanguínea y la respiración J. Aísa Vicén, R. Bailón Luesma, P. Laguna Lasaosa http://diec.unizar.es/intranet/articulos/uploads/caseib06HRVBP.pdf.pdf 
  2. Coherencia entre la frecuencia respiratoria y la variabilidad del ritmo cardiaco durante prueba de esfuerzo  http://diec.unizar.es/~laguna/personal/publicaciones/caseib05stres.pdf
  3. Resting heart rate variability after yogic training and swimming: A prospective randomized comparative trial  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4479905/
  4. HRV e infartos de miocardio  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19694345
  5. HRV y longevidad  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20381674
  6. HRV y enfermedad coronaria  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12453910
  7. Síndrome metabólico y riesgo aterosclerosis  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9839103
  8. HRV y prevalencia de infartos https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8854330
  9. HRV y ejercicio https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2903986/
  10. HRV y descanso  http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0753332204800076
  11. HRV y consumo de té verde  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3299256/
  12. HRV y trayectos largos  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9701898
  13. HRV y estrés laboral  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20624513
  14. HRV y perdón (compasión)  http://kb.osu.edu/dspace/handle/1811/54552
  15. HRV y Yoga  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24617165
  16. HRV y Yoga  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22707866
  17. HRV y risa  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22894892
  18. HRV y meditación  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23797150
  19. HRV y relajación  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24200249
  20. HRV y Zen  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24469560
  21. HRV y respiración  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9530431
  22. HRV y respiración lenta  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25183502
  23. HRV y respiración en yoga  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/24741554
  24. HRV y música  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23771427
  25. HRV y tipos de música  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25177673
  26. HRV y música relajante  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25209037
  27. HRV y bosques  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21288543
  28. HRV y suplementos omega-3  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23592752
  29. HRV y ácidos omega-3  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16616012
  30. HRV y omega 3  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15925295

¿Qué te parece?

¿Alguna idea, proyecto o aplicación?
¿Alguna propuesta de app, programa o traducción?

HRV y salud. Si te llama la atención, escríbeme o pregúntame lo que se te ocurra. Comparto esta información porque me parece un tema lo suficientemente interesante, útil y beneficioso para la salud general (y para las enfermeras en particular) como para seguir investigándolo, experimentando, publicando, doctorando y tesinando todo lo que pueda. ¡Muchas gracias!

Celebrando la luz del verano 2017

wp-1471277564843.jpeg

Hoy tengo el cuerpo golfo. Quiero celebrar el verano, el Sol, la luz y la alegría. Lo voy a hacer escribiendo sobre relaciones, sobre amor y sobre compasión, que para mí son prácticamente lo mismo. Inspirado por Susana Caballero y su Trópico de Tauro, me voy a dejar llevar. Quiero hacer honor a un principio que estoy implantando en mi vida: Tiempo es Arte. Vivir estando presente cada día, cada momento y en cada lugar.

Tiempo es arte

¿Y si usamos un sincronario con 13 lunas cada año para ser más coherentes con los ciclos de vida que nos rodean?

El tiempo es arte y energía. Es lo que decides pensar, sentir y hacer en cada momento. Ya estoy harto de creer que el tiempo es dinero. Me he cansado de usar un calendario irregular que me hace sentir que no me hace sentir equilibrio ni coherencia conmigo ni con el mundo, el planeta o la galaxia de la que formamos parte irremediablemente.

Decide ganar siempre. Lo material es importante, sí, pero en la vida hay que ganar mucho más que dinero. Forma parte de lo que yo llamo la verdadera revolución del bienestar. Y empieza por tu misión. Por el sentido de tu vida. Tus principios. Tu escala de valores. Tus fines y tus metas. ¿A qué te dedicas? ¿Qué haces? ¿Para qué vives?

 

Quiero que te cuides

Cuidar es amar. Cuidar es aceptar. Cuidar es servir. Todo eso sale de ti. Empieza por dentro y se transmite o no hacia el exterior. Ámate. Quiérete. Acéptate. Mímate. Cuídate. Apodérate. Siente tu poder. Date cuenta de quién eres y qué necesitas. Ponte en tu mismo lugar. ¿Empatizas contigo?

Más allá de la empatía está la compasión. Hablo de ternura. Practica la compasión hacia ti y hacia tu vida. Después la podrás extender hacia todo lo que te rodea. Practica, medita, piensa en tu cuerpo, tu mente, tus emociones, tus relaciones y tu espíritu. Es una mezcla de bondad, pena y ternura. Siéntate y siéntela. Practica. Date cuenta. Es un hábito. “La base de un cerebro sano es la bondad, y se puede entrenar”.

Cultiva la amabilidad

Sé amable con tu cuerpo. ¿Cómo te relacionas contigo? ¿Mimas tu cuerpo? ¿Te tocas? ¿Paseas o te mueves? ¿Cómo comes? ¿Cómo descansas? Hidrátate bien. Bebe agua y come fruta de temporada. Refréscate. Protégete del sol con ropa y con crema… Todo lo que hagas para sentirte mejor físicamente, te dará una dosis extra de autocompasión y de autoestima. Practícalo.

Sé amable con tu mente. Tu cuerpo come y caga. Tu mente también. Eres eso. Cuerpo. Mente. Mírate en el espejo y di: ¡Me quiero! ¡Te quiero! Empieza a decírtelo. Escríbete una carta. Dibuja sin pensar lo que haces. Date un masaje. Relájate en el agua… Después piensa en cómo te hablas. Cómo te consideras. Cómo tratas a tu mente. Medita cada día. Siéntate un rato y no hagas nada.

Sé amable con tu corazón. Eres emoción. Cuerpo. Mente. Corazón… Perdónate y acepta que eres como eres. Acepta que estás donde estás. Acepta y reconoce lo que sientes. ¿Cómo te sientes? ¿Qué te hace sentir bien? ¿Qué te hace sentir mal? ¿Podrías hacer una dieta de emociones en tu vida con todo eso? Todo lo que sientes forma parte de tu vida. Alegría, tristeza, enfado, miedo… Obsérvate y obsérvalo. ¿Qué sientes ahora?

Sé amable con la gente. Eres eso que ocurre mientras te relacionas. Eres esa relación. Eres gente. Cuerpo. Mente. Corazón. Gente. Planeta… Sé amable en tus relaciones. Familiares, de pareja, con tus hijos, con tus vecinos, con tus colegas de trabajo, con tus clientes, con tus desconocidos, en las redes sociales reales o virtuales electrónicas y digitales… Cuida de tu entorno. Es tu casa. Nuestro planeta. Recicla. Reduce. Reutiliza. Lo único sostenible es el decrecimiento. Piensa global, consume local. ¿Siembras?

Sé amable con tu espíritu. Cuerpo. Mente. Corazón. Gente. Planeta. Estrellas… Porque también eres alma, esencia y espíritu. Todo es lo mismo. Usa la imaginación. Mira el lado más sutil de la vida. La clave de todo está en el sentido que tenga la vida para ti. ¿Crees en lo invisible? ¿Para qué vives? ¿Por qué vives? Agradece. Di gracias. Dale las gracias a la vida. Al despertar y antes de dormir.

[folleto PDF] Recomendaciones Verano 2017 del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad del Gobierno de España: Disfruta del verano con salud [PDF]

Enfermeras 4.0 (online y offline)

¿Qué es una enfermera online? ¿Y offline? ¿Qué es la Web 1.0? ¿Y la 2.0? ¿Es verdad eso de que ya vamos por la 4.0? ¿Crees que es cosa de jóvenes lo de liderar en tu vida? ¿Has pensado que también lideras en tu profesión? Vale, ya… ^_^

enfermeras 4.0 según antonReina

Dos conceptos básicos iniciales:

  • Enfermera Online= Enfermera conectada a la red Internet. Más o menos activa. En línea. Conectada. Más o menos informada de lo que pasa en su profesión. Precisamente por eso, porque está conectada a la Web.
  • Enfermera Offline= Enfermera desconectada de la red Internet. Temporal o permanentemente. Está fuera de línea. No participa. Algunas no quieren saber nada del tema. Piensan que conectarse es perder el tiempo. Suelen estar más desinformadas sobre la realidad del colectivo. Desconectada.

Las enfermeras en la red

Hablamos mucho de Enfermería y de Internet. De cómo conectamos las enfermeras en Internet. Sobre lo que hacemos de electrónico que puede influir en las personas. El mundo digital todavía está por explorar y las enfermeras no paramos. Lo que hacemos en internet ya tiene cada vez más impacto fuera. No hay límites. Las posibilidades son infinitas.

Propongo definir varias versiones de enfermeras. Relacionando lo que somos, lo que podemos ser y hacia dónde vamos con la web… Todo está relacionado con nuestra capacidad, que no siempre habilidad, para comunicar y comunicarnos. Ninguna es mejor que otra. Todas somos necesarias e imprescindibles. Se trata de comprender nuestra realidad como un colectivo decisivo para la salud pública y que se está despertando poco a poco.

Diferentes versiones conviviendo

Enfermeras más o menos conectadas. Si tenemos en cuenta la evolución de Internet y pensamos en cómo le sacamos partido las enfermeras, podríamos hablar de varias versiones de enfermeras en el mundo digital. Para mí lo más importante e inspirador es el presente. Después hay que tener en cuenta el pasado. De dónde venimos. Para comprender la realidad actual. Mirando así hacia el futuro. Pensando hacia dónde vamos. Preguntarnos hasta dónde podríamos ir o hasta dónde queremos llegar.

enfermeras 0.0

La Web 0.0 es la web antes de la web. Todavía no hay Internet. Se están creando redes y elementos que marcarán el futuro. Algo está pasando. Usamos mucho el teléfono. Seguimos sin conectar a gran escala. Todo es presencial o postal. Sí, esa realidad existió y todavía existe en muchos rincones de la Tierra.

Una enfermera 0.0 está fuera de la red. Aunque conozca Internet y lo pueda usar, en realidad está desconectada. Su pensamiento funciona básicamente offline. Es tan valiosa e imprescindible como desconocedora de todo lo que le ocurre al colectivo de enfermeras. No sabe lo que está pasando a gran escala. Solamente le llega información por boca de otras personas, prensa, radio o televisión. Desconoce lo que ocurre más allá de su zona de salud o su comunidad autónoma. Mucho menos a escala nacional o mundial.

enfermeras 1.0

En la Web 1.0 ya se comunica algo. Eso sí, se hace en un solo sentido. Es un medio de emisión unidireccional, categórico, paternalista y un poco dictatorial. No ha lugar a réplica, discusión ni diálogo. Te da voz únicamente si usas el correo electrónico. Las grandes marcas, empresas e instituciones se expresan según su criterio o interés. No tienen por qué respoder.

Una enfermera 1.0 le saca muy poco partido a Internet. Solamente lo usa para consultar alguna web concreta. Seguro que verá algún vídeo concreto, buscará información específica o tendrá que realizar algún trámite obligatorio. Ser o estar en esta versión no tiene nada que ver con la edad, por supuesto. Será más frecuente en personas adultas más mayores.

enfermeras 2.0

En la Web 2.0 hay conversación. Es la Red Social por excelencia. Ahora cualquier voz tiene la misma credibilidad. Da igual que seas una marca poderosa o un humilde usuario particular. Si tus argumentos, tu discurso y tu historia conectan con la gente, entonces te seguirán o te darán la razón. Una voz particular puede tener tanta relevancia como la de cualquier gran organización, marca o empresa.

Una enfermera 2.0 está conectada. Sabe moverse por las redes sociales. Intercambia mucha información. Tiene voz propia y es capaz de comunicar su opinión, apoyar causas y defender ideas. Comparte texto, imagen, audio o vídeos. Sabe conversar y conectar con más profesionales o entidades. Es la enfermera social en Internet.

enfermeras 3.0

A la Web 3.0 la llaman inteligente o multiplataforma. Maneja muchísimos más datos y está por todas partes. La conversación se puede hacer desde cualquier dispositivo. Ordenador personal, tablet, teléfono, reloj, coche… Es una red inteligente porque es multiplataforma. Conecta a las personas y a las cosas. Está más conectada que nunca. Puede absorver toda nuestra atención y requiere una buena gestión del tiempo para no dispersar nuestros esfuerzos.

Una enfermera 3.0 destaca por sus valores. Se diferencia por sus acciones, su conectividad y su manera de ser en Internet. Es muy humana. Capaz de humanizar las relaciones electrónicas. Siente compromiso con una causa o un colectivo. Por eso es capaz de transmitir su pasión a otra gente. Porque es una referente para otros. Por eso la siguen y la escuchan. Por eso le tienen miedo algunas empresas. Por eso la tienen que respetar las instituciones. Es una enfermera de referencia porque se percibe como humana dentro de esta realidad electrónica o virtual.

enfermeras 4.0

La Web 4.0 es la del Big Data. La web de los datos. Se espera que sea capaz de ofrecer lo que necesitas sin tener que pedírselo… Sabe mucho sobre sí y sobre todo lo que está conectado a la red. Tu móvil, tu coche, tu reloj, tu frigorífico, tu thermomix… Recopila información sobre todo lo que haces. Intenta comprender cómo vives y cómo te mueves. Busca patrones de comportamiento. Intenta adelantarse a la moda. Pretende hacer previsiones de gustos, tendencias y corrientes de pensamiento o acciones en la vida offline.

Una enfermera 4.0 tiene propósito. Lidera. Tiene un propósito y va a usarlo. Tal vez tenga un pan. Tal vez no sepa cómo lo conseguirá. Eso importa poco… Es posible que tenga más o menos poder administrativo. Eso tampoco importa. Tiene el poder de mover. Tiene el poder de motivar. Es capaz de alterar el sistema porque puede modificar la tendencia de las estadísticas. Cambiará las previsiones porque es un elemento catalizador de reacciones inesperadas. Hará despertar y movilizará a otras enfermeras. Desencadenando una serie de conexiones adecuadas para que otras hagan lo mismo. Es un elemento que conecta conectores. Es aquella que altera lo establecido y abre nuevos caminos.

¿Eres una enfermera 4.0?

Te lo cuento en un vídeo de mi canal: