Para Vivir Del Masaje

¿Te da miedo vender masajes?

Siempre digo que dar masajes es un arte, pero vivir del masaje también lo es… Y como artistas que somos, tienes que dejarte llevar, sí, pero también tienes que aprender técnicas adecuadas para vender masajes. ¿Te dejas llevar? ¿Qué haces?

¿Cómo aprendes a vivir del masaje?

Primero escucha lo que dicen otros, que ya lo hacen. Hoy te presento a dos figuras que me han parecido muy inspiradoras para esta aventura de vivir del masaje… Mira lo que dicen César y Juan Alberto.

Después piensa dónde estás. Y más adelante decide lo que necesitas para avanzar.

http://shivathai.net/

El que te transforma en Masajista Thai

Me gustó mucho lo que publicó César de Shivathai.net sobre vivir del masaje. Te recomiendo que lo leas entero… ¡100% recomendado! Comparte ideas y reflexiones muy interesantes sobre paciencia, dedicación y perseverancia:

  • Mantén el foco..
  • Crea oportunidades…
  • Sé flexible y explora, adáptate a todo..
  • Saca lo bueno siempre..
  • Aprende constantemente…

Si quieres vivir del masaje tendrás que convertirte en un verdadero “emprendedor holístico”. Es decir, tendrás que aprender a comunicarte mejor con tus clientes potenciales, tendrás que tener conocimientos sobre marketing, informática, finanzas, etc. Solo así podrás vencer las barreras externas que te separan del éxito.

"Juan Alberto Fernández, osteópata en Santé Osteopatía Integral"

Ahora, alguien que vive del masaje

Juan Alberto Fernández es osteópata en Santé Osteopatía Integral y el otro día publicó algo muy interesante en un grupo de facebook. Me gustó tanto que le pedí permiso para publicarlo aquí. Son más ideas y reflexiones para vivir del masaje:

  • CONVICCIÓN ¿Quieres vivir del masaje de verdad?

Buenas noches! Mi parrafada de hoy va dirigida a tod@s l@s compañer@s que se frustran y sienten flaquear su voluntad en el intento de lograr su sueño: vivir de su amada profesión. 

Tengo la excepcional fortuna de poder decir que mi familia puede vivir cómodamente de mi labor profesional. ¿Cómo? Pues ahora os cuento mi “secreto” para el que le pueda servir.

  1. Tal vez lo más importante: No podía ser de otra forma. Yo soy terapeuta manual e iba a vivir de ello. No existía otra posibilidad. Debes tener una convicción inamovible que te ayudará en los momentos bajos.
  2. Trabajo duro y perseverante: No hay soluciones mágicas. En su momento compaginé los estudios, con un trabajo que me daba dinero para pagar las facturas, con practicas en una consulta y buscando huecos para dar masajes por mi cuenta. En peluquerias, herboristerías, en mi mismo cuarto, separando la cama de la camilla con una cortina.. Mientras mis amigos salían yo estudiaba.
  3. Nunca dejes de aprender: la formación continua la considero esencial. Invierte en ella. Cuando creas que lo sabes todo, estarás perdido.
  4. Haz lo que haga falta para cumplir tu sueño.. pero no hagas lo que no quisieras que te hicieran: Esta parte es más espiritual pero creo firmemente que en la vida recibes lo que das. Así que no hagas daño, no pisotees, no seas trepa… a la larga no te traerá buenas cosas. Así lo creo al menos.
  5. La forma más rápida de conseguir el éxito, es ayudando a los demás a tener éxito“: Esto lo leí en algún sitio y me gustó. Como a todos los de aquí, me encanta ayudar así que me pareció una ley estupenda. Además, no creo en la competitividad sino en la creatividad. No tengo ningún reparo en derivar si lo veo necesario porque sé dónde están mis límites. Lejos de mermar mi consulta, parece que la aumenta.
  6. Sé siempre honrado: no está bien engañar (de nuevo el karma) pero además,  la gente no es tonta. No intentes “sangrar” a tus clientes/pacientes. Intenta ayudarlos y ya está. La gente aprecia la honradez y un trato cálido tanto o más que una técnica bien realizada.
  7. Sé siempre agradecido: De nuevo rollo espiritual. Esto va de la la famosa ley de atracción. ¿Funciona? no sé,, yo cuanto más agradecido me siento por todo lo que hay en mi vida, mejor parece que me va..
  8. De nuevo… PERSEVERA. Por mucha magia que haya en el Universo, hay que currárselo.

Espero que esto le haya servido a alguien. Con uno sólo que le valga, ya seré feliz. La vida me ha dado mucho y es justo devolver el favor. Gracias a todos.

http://www.santeosteopatia.com/

_Estimado Juan Alberto, me gustaría mucho compartir tu ‘parrafada’, como tú la llamas, en facebook o en mi blog… 😉 Creo que es tan inspiradora como instructiva. ¿Te parece bien? ¿Cómo te puedo citar o enlazar? Un fuerte abrazo!!!
_Guau.. qué honor Antonio Reina. Muchas gracias. Pues si pones “Juan Alberto Fernández, osteópata en Santé Osteopatía Integral” estaría bien. Un poco de publi ☺. Gracias de nuevo!

10 Maneras de Sentirte 1 Masajista Miserable

10 Maneras de Sentirte 1 Masajista Miserable*Masajista miserable en el sentido de triste, desgraciada, desdichado, insulso, despreciable, sin fuste, ni ganas, sin valor, ni gracia, ni nada de ná… Es decir, que hoy escribo sobre un tema muy artístico: cómo sentirte mal si eres masajista.

Desgraciadamente es más común de lo que te pueda parecer. Por eso escribo sobre el tema. Para animarte. A ti y a todos los masajistas que se desanimen. Porque haces falta en la sociedad. El mundo necesita más masajistas.

¡Pa’fuera lo malo! Vamos a remover esos estados de malestar que aparecen de vez en cuando. Eso pasa en todos los trabajos, en todos los proyectos y en todas las personas, incluyendo masajistas.

Cómo Sentirte Miserable siendo masajista

Cosas que no debes hacer. Ponte una alarma en el móvil con lo que te corresponda:

  1. Compárate constantemente con otros masajistas. Piensa que cualquiera es mejor que tú, que eres del montón y que siempre habrá otros que sepan más que tú. Con un uniforme más bonito que el tuyo y con un peinado más favorecedor.
  2. Habla con tu familia sobre lo que haces y espera que te animen. Es decir, que tienes que esperar a que los demás compartan las misma ilusión y la misma pasión por los masajes que tú.
  3. Basa el éxito de toda su vida en un solo proyecto. Si puede ser, que tenga mucho que ver con lo que más te gusta. Que esté basado en tu trabajo de masajista. Ese que está tan mal pagado y tan mal reconocido.
  4. Plántate con lo que sabes. No te sigas formando. Deja de hacer cursos para crecer ni como persona ni como profesional. Son muy caros. Tampoco te hace falta leer ni actualizarte. El dinero cuesta ganarlo y no tienes tiempo que perder.
  5. Infravalórate. Subestima tu experiencia. Sigue haciendo prácticas. No cobres por tus masajes. Ni siquiera pongas un precio simbólico. No respetes tu trabajo.
  6. Deja que el dinero te dicte lo que tienes que hacer. Mídelo todo en dinero. Calcula las horas, el precio y los márgenes de ganancias con los masajes que das.
  7. Cede ante la presión social. Cambia de planes cuando todos te lo digan. Aunque te haga muchísima ilusión seguir adelante, olvida tu sueño y vuelve al rebaño.
  8. Haz solamente el tipo de trabajo que le gustaría a tu familia. Parecido al anterior. Ni siquiera te plantees polarizar. Es decir, que no busques un punto medio entre ésto que tanto te gusta, eso que mejor sabes hacer y aquello otro que es con lo que de verdad pagas tus facturas.
  9. Haz todo lo que tus clientes te pidan. Si quieren inventarse las condiciones de tu trabajo, obedece siempre. Si prefieren pagarte de otra manera, cede sin más. Si deciden cómo tienes que trabajar, hazles caso. Y lo mismo con tus jefes. Haz todo lo que te pidan. Aunque vaya en contra de tus principios.
  10. Establece metas inalcanzables y abrumadoras. Que tengas que llevarlas a cabo para mañana. Que supongan mucho estrés y no te permitan disfrutar del camino. Es la mejor manera de ganarte la vida. Creando tu propio estrés.

¿Que te parecen?

¿Alguna te ha hecho reflexionar? Esa era mi intención… 😉

Lucha por tus sueños y no te rindas, masajista.

Artículo inspirado en How to feel miserable as an artist:

or, what not to do, underline any that currantly apply

  1. constantly compare yourself to other artists.
  2. talk to your family about what you do and expect them to cheer you on.
  3. base the success of your entire carrer on one project.
  4. stick with what you know.
  5. undervalue your expertise.
  6. let money dictate what you do.
  7. bow to societal pressures.
  8. only do work that your family would love.
  9. do whatever the client/customer/gallery owner/patron/investor asks.
  10. set unachievable/overwhelming goals. to be accomplished by tomorrow.

Ser Masajista Es Como Ser Artista

Working Zen: prévention et gestion du stress.

¿Te aburres, masajista? ¿Piensas que dar masajes es aburrido? ¿Sólo trabajas en tu gabinete? ¿Sales del Spa de vez en cuando? ¿Acaso participas en eventos públicos? De eso va esta entrada… Del sentido que tiene para ti ser masajista.

¿Qué es para ti ser masajista?

Ayudar a los demás. Sí, claro. Me lo imaginaba… También sirve para ligar. Vale, te creo… Pero me refiero más bien a cómo lo has enfocado.

Para mí es un arte. Y como tal, el propio arte es expresión. Comunicación. Expresar lo que eres. Lo que quieres. Lo que sientes. Una parte de ti. Sacarlo.

El arte es libre, como dice el blog de Juan. Y si ya tienes una herramienta de masaje que es innovadora, práctica y eficaz, lo mejor es que la uses.

El sentido de ser masajista

Pero ser artista no quiere decir que tengas que vivir del aire. Porque tienes que ganarte la vida. Eso está claro. Y también está claro que no es tan fácil…

Diseña tu aventura

Ci Sartor es masajista amma assis (practica masaje amma sentado). Su empresa se llama Working Zen. Todavía no nos conocemos personalmente, pero compartirmos escuela y pasión por el masaje sentado. Lo que más me gusta de ella es que es muy creativa. Para muestra, algunos de sus “carteles” anunciando masaje amma 😉

Working Zen: prévention et gestion du stress.

1856 días que adoro el amma… ¿Y tú?

Working Zen: prévention et gestion du stress.

Mi puesto amma del día… “Massage”

Working Zen: prévention et gestion du stress.

¿Qué quieres decir? ¿Nunca has probado el masaje Amma? ¿En serio?

Working Zen: prévention et gestion du stress.

Amma Playa

¿Qué es para ti ser masajista?

Decide tu camino

Es lo que vengo haciendo desde hace más de una década… Ahora te lo cuento en Mi aventura de masaje sentado. Comparto experiencias e ideas que espero puedan servir al menos para inspirarte en tu actividad o negocio de masajes.

Camina tu sueño

Es lo que te decía ayer. Si quieres ser masajista, sé. Tienes que empezar ya. Como sea. Sí o sí. Ponte en marcha. Da un paso cada día. Si te equivocas, vuelve y retoma el camino. Practica. Intenta. Haz. Aprende.

¿Qué es para ti ser masajista?

Para Ser Masajista, Empieza Por Donde Sea

Curso de masaje sentado en murcia 2014 AmmaK1

¿Quieres ser masajista? ¿Quieres más clientes de masaje? ¿Por dónde empiezas? ¿Por dónde quieres empezar? ¿Has empezado ya?

Tienes dos opciones

Cuando quieres hacer algo tienes dos opciones: hacer o planear. Es decir, actuar sin más o planearlo antes. Pero si lo que pretendes es ser masajista, no hay opción. Tienes que empezar ya. Sí o sí. Como sea. ¿No te parece?

Si vas a planear, entonces también puedes decidir. Hacer un plan simple o detallado. Una hoja de ruta (para lo que sea) la puedes hacer de 2 maneras:

  1. Marcando los pasos que hay que dar en general y lanzarte a darlos ya.
  2. Detallando lo máximo posible cada paso a seguir antes de darlo.

Pero una es la buena: sal

El ingrediente secreto para ser masajista es la sal. Del verbo salir. Claro. Moverse para dar masajes. Para darte a conocer y conseguir clientes…

Mi DAFO Personal Masajista 2014-2015

antonReina probando¡Ponte las pilas, masajista!

¿Quieres ser masajista de verdad? ¿Quieres montar un negocio de masajes? ¿Trabajar en el sector de la salud y el bienestar? ¿Haces lo que más te gusta?

Lo primero que tienes que hacer es lo más barato. De hecho es gratis. Pero también es lo más difícil. Lo más valiente es: Conocerte como persona para mejorar como masajista (profesionalmente). Cualquier artesano del bienestar debería pensarlo.

Hazte un DAFO, como yo…

Empieza a conocerte. Una manera fácil es haciédote un DAFO. Por ejemplo. Para tener claro lo más básico. Si quieres conseguir algo, lo primero es mirarte en serio. Lo segundo es aceptarte. Lo tercero es decidir tu rumbo. Y lo cuarto es planear tu camino. Definir una estrategia. En eso andamos.

También sirve para un proyecto. Si estás estudiando un idea. Si quieres poner en marcha un negocio, lo más importante es conocer tus puntos fuertes y tus puntos flacos. Hazte un DAFO. ¡Sin miedo!

Ejemplo de mi DAFO personal en 4 pasos

Soy antonReina, Enfermero natural y masajista artesano:

  1. Mi punto más débil. La falta de concentración y la tendencia a irme por las ramas sin concretar. Dificultad para definir un objetivo concreto y llevar a cabo el trabajo necesario para realizarlo. Dificultad para completar las tareas planificadas. ¿Pereza? ¿Déficit de atención? ¿Excusas? Pufffff… No lo sé 😦
    • Lo atenúo poniendo en marcha sistemas de productividad personal, como los que comparte Rubén Alzola. Le descubrí buscando en internet sobre mi idea de autoevaluarte. Hay muchos recursos, coaches y orientadores online. Sigo combatiendo mi déficit de atención..
  2. Mi mayor amenaza. Morir de parálisis por análisis. Es mi mayor miedo. Veo que se pasan los años y no llevo a cabo ninguno de mis proyectos relacionados con el masaje. Me gusta mucho el tema, sí. Muchas ideas, sí. Sé mucho, sí, porque soy un friki del masaje sentado. Sí, pero con eso no basta. Hace falta acción. Poner en marcha los planes. Como sea…
    • Me enfrento a ella metiéndome en líos. Buscando pinchazos o patadas en el culo. Para empujarme a seguir, sí o sí. Tocando puntos de no retorno. Sí, haciendo más y diciendo menos. Poniéndome fechas límite. La clave está en enfrentarme. Hacer. Resolver. Como sea. Como en una guerra… Banzaï!!
  3. Mi mayor fortaleza es la curiosidad, el entusiasmo y la pasión por lo que hago. Por transmitir una idea de bienestar al alcance de todos. Desmitificar y democratizar tanto los masajes como la salud natural. El contacto humano.
    • La potencio compartiendo. Por eso sigo dándole caña a este blog. Lo mejor que puedo hacer es comunicar. Experimentar y contarlo. Inspirar y motivar. Intentar pincharte en el culo para que superes tus miedos y salgas a buscar clientes para dar más masajes. Sé que tengo que mejorar. Superar mi miedo al ridículo. Pero lo que mejor me sienta es compartirlo.
  4. La mejor oportunidad ocurre ahora. En esta sociedad actual hay que tocarse. Cada vez más. Darnos abrazos, besos y masajes. Por parejas, tríos, grupos o en solitario. Hace falta más tacto y contacto humano. Tenemos que reconectarnos urgentemente para sobrevivir al estrés. A la infoxicación. A esta tecnología que muchas veces nos acerca los que están lejos, pero nos aleja de los que tenemos cerca. La oportunidad es ahora.
    • La aprovecho poniéndome unas metas más realistas. Este año, por ejemplo, he definido mis servicios y decidido cómo enfocarme online. Soy enfermero y tengo una visión natural del bienestar. Lo considero al alcance de todo el mundo. Solo hace falta un poco de información y ganas.

Eso sí, nada de hacerlo ahora y olvidarlo, ¿eh? Háztelo al menos una vez al año. Pensando en tus metas y en lo que estás haciendo para alcanzarlas. ¿Qué te parece?