10 Maneras de Sentirte 1 Masajista Miserable

10 Maneras de Sentirte 1 Masajista Miserable*Masajista miserable en el sentido de triste, desgraciada, desdichado, insulso, despreciable, sin fuste, ni ganas, sin valor, ni gracia, ni nada de ná… Es decir, que hoy escribo sobre un tema muy artístico: cómo sentirte mal si eres masajista.

Desgraciadamente es más común de lo que te pueda parecer. Por eso escribo sobre el tema. Para animarte. A ti y a todos los masajistas que se desanimen. Porque haces falta en la sociedad. El mundo necesita más masajistas.

¡Pa’fuera lo malo! Vamos a remover esos estados de malestar que aparecen de vez en cuando. Eso pasa en todos los trabajos, en todos los proyectos y en todas las personas, incluyendo masajistas.

Cómo Sentirte Miserable siendo masajista

Cosas que no debes hacer. Ponte una alarma en el móvil con lo que te corresponda:

  1. Compárate constantemente con otros masajistas. Piensa que cualquiera es mejor que tú, que eres del montón y que siempre habrá otros que sepan más que tú. Con un uniforme más bonito que el tuyo y con un peinado más favorecedor.
  2. Habla con tu familia sobre lo que haces y espera que te animen. Es decir, que tienes que esperar a que los demás compartan las misma ilusión y la misma pasión por los masajes que tú.
  3. Basa el éxito de toda su vida en un solo proyecto. Si puede ser, que tenga mucho que ver con lo que más te gusta. Que esté basado en tu trabajo de masajista. Ese que está tan mal pagado y tan mal reconocido.
  4. Plántate con lo que sabes. No te sigas formando. Deja de hacer cursos para crecer ni como persona ni como profesional. Son muy caros. Tampoco te hace falta leer ni actualizarte. El dinero cuesta ganarlo y no tienes tiempo que perder.
  5. Infravalórate. Subestima tu experiencia. Sigue haciendo prácticas. No cobres por tus masajes. Ni siquiera pongas un precio simbólico. No respetes tu trabajo.
  6. Deja que el dinero te dicte lo que tienes que hacer. Mídelo todo en dinero. Calcula las horas, el precio y los márgenes de ganancias con los masajes que das.
  7. Cede ante la presión social. Cambia de planes cuando todos te lo digan. Aunque te haga muchísima ilusión seguir adelante, olvida tu sueño y vuelve al rebaño.
  8. Haz solamente el tipo de trabajo que le gustaría a tu familia. Parecido al anterior. Ni siquiera te plantees polarizar. Es decir, que no busques un punto medio entre ésto que tanto te gusta, eso que mejor sabes hacer y aquello otro que es con lo que de verdad pagas tus facturas.
  9. Haz todo lo que tus clientes te pidan. Si quieren inventarse las condiciones de tu trabajo, obedece siempre. Si prefieren pagarte de otra manera, cede sin más. Si deciden cómo tienes que trabajar, hazles caso. Y lo mismo con tus jefes. Haz todo lo que te pidan. Aunque vaya en contra de tus principios.
  10. Establece metas inalcanzables y abrumadoras. Que tengas que llevarlas a cabo para mañana. Que supongan mucho estrés y no te permitan disfrutar del camino. Es la mejor manera de ganarte la vida. Creando tu propio estrés.

¿Que te parecen?

¿Alguna te ha hecho reflexionar? Esa era mi intención… 😉

Lucha por tus sueños y no te rindas, masajista.

Artículo inspirado en How to feel miserable as an artist:

or, what not to do, underline any that currantly apply

  1. constantly compare yourself to other artists.
  2. talk to your family about what you do and expect them to cheer you on.
  3. base the success of your entire carrer on one project.
  4. stick with what you know.
  5. undervalue your expertise.
  6. let money dictate what you do.
  7. bow to societal pressures.
  8. only do work that your family would love.
  9. do whatever the client/customer/gallery owner/patron/investor asks.
  10. set unachievable/overwhelming goals. to be accomplished by tomorrow.

¿Quieres Trabajo? No Busques Más

¿Lo has visto hasta el final?

  • ¿Si? Entonces eres consciente de lo que hay.
  • ¿No? Pues me temo 2 cosas:
  1. Que no quieres ver la realidad más objetiva del paro.
  2. Que no eres capaz de reflexionar sobre este asunto.

¿Sabes por qué comparto este vídeo contigo?

Creo que habla por sí mismo. Está muy bien escrito. La puesta en escena es muy útil para su divulgación. No he verificado la autoría intelectual del señor Mejide pero tampoco lo necesito. Estoy tanto a favor de él como de este gran trabajo. Concuerda con mi concepción de la situación actual y es muy oportuno.

1. Porque me temo que no te vas a mover

Me temo que sigues esperando a que algo cambie, pero no estás dispuesta o dispuesto a cambiar. You must be the change you wish to see in the world, decía el señor Gandhi y mira la que lió en la India. Si buscas inspiración, dedica tiempo a investigarlo. Si quieres actuar, actúa ya. Go for it! ¡Ahora mismo! RaiNau! [Right now! ça veut dire] 😉

¿Sientes inquietud? ¿Buscas algo? ¿Quieres cambiar o mejorar? Ah, vale,,, entonces es eso.

2. Porque el trabajo ya no existe

El trabajo, tal y como lo veníamos conociendo hasta ahora, simplemente ya no existe. Nuestros padres, con su mejor intención, nos animaban a estudiar para colocarse, refiriéndose a un buen puesto de trabajo. Porque en mi pueblo decimos colocarse bien (drogas no, empleo digno, casi lo mismo).

Porque esto sí que es lo que hay. Aunque te joda o te cueste verlo, este señor lo dice claramente, sin tapujos, sin rodeos, borde, puro, como la vida misma… ¡No busques trabajo!

Mejor crea, reinventa, recicla… sueña (soñar no es lo mismo que fantasear). Seguramente será más difícil, pero es más posible. Sólo depende de ti.

¿Tienes alguna idea? ¿Sabes qué es lo mejor que puedes hacer con esa idea?

¿Por qué me gustan los masajes?

masaje-fuerte-

¿Por qué me gustan los masajes?

Esto se pregunta con el cerebro, que es el que piensa y se supone que puede razonar. Pero quien mejor puede responder es el corazón, que es el que siente y sabe lo que te gusta. Por mucho que quieras negarlo, tus sentimientos te dirán a voces lo que quieres… sólo es cuestión de escuchar y aprender a manejar esas emociones de una manera sana.

¿Con qué vibra tu cuerpo? ¿Qué te hace sentir bien de verdad? Pues ese es tu trabajo, encontrar equilibrio entre lo que debes hacer y lo que quieres hacer. A eso se le llama sentido de la vida. Tiene mucho que ver con la Tensegridad y la Coherencia. En mi caso, lo que de verdad me hace vibrar es el contacto con los demás, con la sociedad y con el mundo.

Como dicen que los tauro somos muy prácticos, seré pragmático e intentaré resumirlo en unos pocos conceptos bien despejados… no_O?

1. Excellence is an attitude

Me siento muy bien expresándome y comunicando cuando el masaje es el mensaje.  Siempre que adopto mi mejor actitud, suelo recibir más de lo que doy… que no siempre se tiene que ganar dinero 😉

2. I like the People

Se me dan bien las personas y las relaciones humanas. Cuando soy capaz de escuchar a los demás, aprendo mucho. Tal vez sea eso, que tengo don de gentes… XD

3. It’s an amazing trip

¡Es un viaje alucinante! Y sobre todo muy enriquecedor. Tanto física y mental como emocional, social y espiritualmente. Me permite vivir aventuras extraordinarias. Puedo volar pero manteniendo unas raices muy profundas bien agarradas a la Tierra ❤

De modo que si a ti también te gustan los masajes (no sólo cuando vas al spa, sino para dedicarte a ello como masajista profesional, quiromasajista, fisioterapeuta o tienes un Centro de Salud, Belleza y Bienestar) entonces necesitas una visión. Y a ti, ¿por qué te gustan los masajes?

¿Qué te gustaría hacer si tuvieras todo el dinero del mundo?

¡Sígueme por email!