¿Por qué lo llaman Humanizar cuando quieren decir Cuidar?

masaje-sentado-por-antonreina-en-murciaseremanga-2013

H? Oh là là, la hache!

¿Humanizar? ¡Cuidar! Se puede hacer un cuidado más humano, sí, pero en esencia es CUIDAR. Cuidar bien. Cuidar de manera profesional. Artística. Universitaria. Lógica. Racional. Personal. Personalizada. Física. Mental. Emocional. Social. Cultural. Espiritual. Invisible. Humana…

Cuidar es humano. Servir a los demás, proteger, educar, defender, ocuparse, atender necesidades, procurar bienestar, responsabilizarse, ayudar al que más lo necesita, velar, vigilar, dignificar,,, para mí, cuidar es lo más humano que podemos hacer. Dar la vida. Cuidar la vida. Apoyar la vida. Respetar la vida. Promover la vida. Promocionar la salud. Cuidar personas y entornos… Eso.

Cuidar personas y entornos. Cuidar enfermos. Cuidar la tierra. Cuidar el ganado. Cuidar el jardín. Cuidar a las madres. Cuidar a los padres. Cuidar bebés, niños, adultos y ancianos. Cuidar el morir. Cuidar animales… Cuidar, cuidarse y dejarse cuidar, como decía Collière en Promover la vida:

… A todos, les pido centrarse sobre las fuerzas de la vida, la movilización de sus recursos vitales en el respeto de la persona y de la humanidad, para promover los cuidados y promover la vida”

¿Humanizar o cuidar?

¿Cómo humanizar algo que ya es humano? Hace meses propuse un Minicurso gratuito para humanizar la asistencia sanitaria. Publiqué una toma como experimento. Diseñé 13 capítulos imprescindibles que aún no he publicado… Sentía que me faltaba algo y ahora lo he encontrado: En realidad estamos hablando de CUIDAR.

Hablemos de CUIDAR. ¿Humanizar los cuidados? Mejor hablar de cuidar. Cuidar mejor. Cuidar bien. Cuidar profesionalmente… Más que nada porque no hay oficio de humanizador pero sí de cuidador. Las enfermeras cuidan de manera profesional. Las enfermeras humanizan muy bien. Aunque no sea algo exclusivo nuestro, faltaría más. Hablemos más de cuidar personas y menos de humanizar sistemas o servicios.

¿Cómo se humaniza?

¿Qué es lo humano? ¿Acaso nos referimos a cuidar?

Humanizar las empresas, los hospitales, los equipos, los ratios, los quirófanos, las urgencias, las farmacias, las UCIs, las REAs, los paritorios, las consultas, los traslados, la administración, el laboratorio, los recursos humanos, los servicios de rayos, las cocinas, la gestión, la política, la sanidad, el ambiente y las relaciones…

CUIDAR las empresas, los hospitales, los equipos, los ratios, los quirófanos, las urgencias, las farmacias, las UCIs, las REAs, los paritorios, las consultas, los traslados, la administración, el laboratorio, los recursos humanos, los servicios de rayos, las cocinas, la gestión, la política, la sanidad, el ambiente y las relaciones

Hablamos de CUIDAR

No lo llames humanización… llámalo responsabilidad, decía Serafín el año pasado en Cuidando.es y hace un año Rafa Tarsicio también nos recordó mirar a los ojos. Humaniza que no es poco era un básico del maravilloso Mírame-Diferénciate. Estoy al mil% de acuerdo con ellos. Hace poco también lo recordaban Andoni Carrión y Carlos Núñez en #comisiongestora:

 Mal vamos si tenemos que rehumanizar algo tan humano como la asistencia sanitaria, si tenemos que humanizar el parto, las urgencias o cualquier otra cosa.

Las enfermeras cuidamos. Eso es humanizador por definición. Promovemos la salud. Fomentamos la prevención. Defendemos la dignidad de las personas. Servimos a la Humanidad. Lo enfermero se centra en la persona, en su salud, en el entorno y en la relación de cuidar. Caminantes, se hace camino al andar, y se logra la #humanización siendo un ser humano más.

Si ánimo de ofender a la ciencia ni a enfermeras como Martina Valenzuela, por su tesis doctoral sobre humanizar las urgencias, yo cambiaría la palabra humanizar por CUIDAR.

H de hacer, ‘H’ de cuidar…

Hacer las cosas de otra manera. La primera vez que supe de la famosa HACHE me dió un vuelco el corazón. No recuerdo dónde, porque hay muchos frentes y todos son necesarios, estupendos, muy humanos… Simplemente sentí que algo iba mal. Me faltaba coherencia por alguna parte. Porque estamos de acuerdo en que son tiempos para hacer las cosas de otra forma. Qué razón lleva Joan March de la Escuela Andaluza de Salud Pública.. Humanizar la sanidad para mejorar la calidad asistencial..

  • ¿Humanizar la salud? Tal vez se refiere a cuidar la salud.
  • ¿Humanizar la sanidad? Será cuidar a los profesionales y servicios.
  • ¿Humanizar el proceso de morir? Cuidados paliativos y ratio de personal.
  • ¿Humanizar el liderazgo, la política o la gestión? Más que dinero, hay que invertir cuidados. Cuidar la política, cuidar la gestión, cuidar la dirección…

Lo humano es lo que ocurre entre personas.

Aprendemos interaccionando con los demás. Descubriendo lo que es respetar. Interaccionamos y conversamos. Atendiendo necesidades. Apoyando y respetando. Aceptando que cada uno tiene una manera de ver el mundo, tan válida como la nuestra. Porque ya lo decía Chema Cepeda: la salud son conversaciones.

Cuidar requiere aptitud y actitud. Hay que conocer muchas técnicas, pero también saber cuándo y cómo aplicarlas. Hace falta tener conocimientos formales de muchos campos para saber cuándo, cómo y a quién derivar o consultar. Cuidar requiere habilidades emocionales y capacidad de comunicación. Eso se tiene y se aprende.

No siempre es agradable. Es tan humana la guerra como la solidaridad. Por eso parece que la Humanidad no fuese más que una utopía que no existe todavía. Tal vez porque damos por hecho que lo humano es algo bueno. Una cualidad que conlleva respeto y amor a los demás, comprendiendo sus necesidades para atender la vida o acompañar en la muerte. Por eso no entiendo lo de humanizar: ¿Hacer más humano? ¿En serio?

No todos podemos humanizar. Me alegro muchísimo de haber conocido a Elías Azulay, porque me ha enseñado que a humanizar no se aprende si no hay de dónde sacar. Todos tenemos un perfil emocional que se puede medir para conocer nuestras habilidades, capacidades y competencias, pero siempre condicionado por nuestros genes.

Humanizar es Cuidar, cuidarse y dejarse cuidar

H? 
Cuida 
Cuídate 
Cuídame 
Cuida la UCI 
Cuida el RATIO 
Cuida la gestión 
Cuida la farmacia 
Cuida la SANIDAD 
Cuida la ECONOMÍA 
Cuida las URGENCIAS 
Cuida a las PERSONAS 
Cuida los QUIRÓFANOS 
CUIDA DEL BIEN COMÚN
[Poema #retohumanizasca]

Somos diferentes, pero… ¿queremos lo mismo? ¿Cuidar es también educar? ¿Cuidar es también ayudar a crecer, desarrollarse como persona y conocerse mejor? ¿Acaso cuidar de verdad, de manera profesional, no es humanizar? ¿Se puede humanizar todo?

¿Qué haces en Internet?

¿Qué haces en la Red 2.0? ¿A qué te dedicas en redes sociales? ¿Compartes, escuchas, aprendes o solamente criticas? ¿Te gusta cotillear? ¿Te gusta conversar? Personal y/o profesionalmente.. ¿Qué aportas? ¿Qué te aporta?¿Conectas con más personas? ¿Usas un perfil real? ¿Cómo te organizas? ¿Cómo manejas la información? https://youtu.be/_ZS9iHi3UUM

Observa lo que haces

Este verano he desconectado para conectar. Re-conectar conmigo mismo, sobre todo. Me parece básico. He hecho un desconecta para conectar, como decía Pau (@PauMatalap) antes del verano. Así vuelvo fresco y descansado. Renovado y diferente, claro. Listo para volver a conectar con personas, escuchar a los demás, dar ejemplo de respeto y aceptación, aprender de los demás, compartir aficiones e intereses, leer recomendaciones y publicar sobre lo que me apetezca o necesite. No he publicado nada. Digo que he desconectado, pero en realidad me refiero a que no he publicado nada en mi blog. Ni textos ni vídeos desde el último Día Fuera del Tiempo. Eso sí, en redes sociales he seguido más o menos conectado. Sobre todo en Twitter, como @antonReina. Ay, Twitter,,, ¡cómo conectas enfermeras! Blog + redes sociales. Vengo publicando sobre masaje sentado y marketing masajista desde hace varios años. Abrí un perfil personal en facebook y otro para mi web dirigido a masajistas. Linkedin, Twitter, Instagram, Youtube… Sigo definiendo cómo usar todas esas herramientas de comunicación. La clave inicial está en tener buenos referentes y saber escuchar. Después, o al mismo tiempo, saber lo que quiero decir, qué quiero transmitir, cómo me quiero expresar en texto, fotos, vídeos… Y colaborar. Buscar puntos en común y colaborar, coopera, coordina. Soy un firme defensor de la concordia y la concordancia.

Gracias, ventana de Twitter

Twitter ha sido un redescubrimiento para mí. Es una gran CIBERVENTANA, como dice Jesús del Río (@chuchencio). Una ventana que te puede atrapar, por activa y por pasiva, por lo bueno y por lo malo. Con ventajas y desventajas, con altos y bajos. Pero lo que más me gusta es que son conversaciones, como todo en la vida… Lo uso con calma, aunque casi a diario, desde casi un año. Empecé a seguir a nuevas enfermeras muy ciberactivas como Teresa Pérez (@duedevocacion), Rosa Pérez, David Fernández, Pau Sánchez, Isidro Manrique, Fernando Campaña… Y desde ellas se me reabrió todo un árbol digital de personas relacionadas con mi profesión, tan diversas y enriquecedoras como revolucionarias y comprometidas con el futuro: Juan F. Hernández, Zulema Ganzedo, Chema Cepeda, X. M. Meijome, Miguel Ángel Máñez, Serafín y Antonio Jesús… por poner algunos ejemplos con los que empecé a sentir conexión. https://youtu.be/Vb5h51-e67Y

Crea Confianza

Busca y genera relaciones de CONFIANZA. Me parece lo más importante, inteligente y necesario que puedes hacer. Hace poco retomé el uso casi diario de Twitter como enfermera, y gracias a eso he conseguido:

  • comprender que mi causa es servir al bien común,
  • conectar con más enfermeras y agentes de salud,
  • descubrir y conocer nuevas formas de hacer Enfermería,
  • redefinir mi blog y mi identidad digital (ahora soy una enfermera comprometida con mi profesión y además me gusta divulgar sobre masaje sentado y marketing masajista como herramientas para fomentar biestar en la comunidad),
  • descubrir a muchas personas que piensan como yo y con las que resueno,
  • participar en el primer InnobarSalud, gracias a David Fernández (@enferdocente),
  • ser entrevistado por JA Alguacil (@ciberfefo) como creador de contenido digital (https://youtu.be/-xcG8U4RHok),
  • publicar sobre Enfermería postmoderna, gracias a Fernando @ferenfer,
  • estrenar mi propia sección, Enfermera hippie (#enfermerajipi), en el número septiembre 2017 de la Revista Fanzine de Enfermeria (https://issuu.com/nefanzine/docs/fanzine_septiembre_17)
  • y unas cuantas más…

¿Qué haces en Internet?

Lo más básico para tu negocio masajista

antonio_hospi439-collage

¿Negocio masajista? ¿De qué me hablas? Hablo del masaje. Es lo que te apasiona. En mayor o menor medida. Es un negocio. Una actividad profesional o aficionada. ¿Cómo te lo tomas? ¿Tienes dudas? ¿Vas en serio? ¿Sientes miedo?

¿Lo más básico, dices? Pues claro que no. Lo más importante no es nada material. Ni camilla ergonómica, ni silla de masaje, ni aceite esencial, ni tarjetas de visita… Tampoco es una web, un uniforme masajista ni una sonrisa bonita. Ni siquiera necesitas saber presentar tu servicio de masaje a empresas o particulares.

Los 3 pilares más básicos para tu negocio de masaje son…

Visión, intuición y flexibilidad. Lo más básico para tu negocio masajista es que tengas una Visión. Lo segundo es que cultives tu intuición, porque la necesitarás para tratar con personas. Lo tercero es la resiliencia, para saber adaptarte a lo que venga, ser flexible al decidir cómo avanzar, creer mucho en tí y seguir aprendiendo siempre.

Visión

¿Qué quieres hacer y con quién? Ten claro lo que quieres. Lo que te gusta. Eso que te apasiona. ¿Qué pretendes? Decide hacia dónde vas y cómo te gustaría recorrer tu camino. Dime cómo ves el mundo y después decide tus metas.

  • Si quieres alcanzar el pico más alto, tendrás que apuntar a la luna.

¿Qué te motiva? Cuando algo te emociona, eso te mueve. Te hace avanzar, te motiva. Te pone las pilas. El motor de la vida puede ser una emoción o un sentimiento. Ese motor será positivo o negativo. Depende de ti, de lo que has vivido y de cómo te tomas todo lo que pasa en el mundo. Eso es lo que más te ayudará o no a conseguir los objetivos que te propongas.

Intuición

¿Cómo avanzas? Puede que te lo pienses todo antes de hacer algo. También puede que te dejes llevar por lo que sientas que es lo mejor en cada momento. A veces es difícil saber centrarte en lo más adecuado en ese momento. ¿Tienes un plan? ¿Te dejas llevar? ¿Improvisas? ¿Cómo avanzas hacia tus metas? ¿Crees que eres capaz? ¿Tienes las cualidades que hacen falta?

¿Quién te inspira? Cuando miras a alguien que lo hace bien. Fíjate en su parte más humana. Eso que lo hace vulnerable. Así sentirás que somos iguales. Lo que suele marcar la diferencia es la actitud. ¿Qué te enseña? ¿Quién te anima o motiva? Síguele sin miedo ni vergüenza. ¿Qué te gusta más? ¿Qué te gusta menos de esa persona? ¿Te sienta bien admirar y reconocer el éxito, los logros o el mérito de otros?

Flexibilidad

¿Cómo consigues las cosas? Ya tienes una meta. Ahora da el primer paso. ¿Cómo te acercas a tu objetivo? ¿Es demasiado grande? ¿Lo puedes dividir en objetivos más pequeños y alcanzables? ¿Eres capaz de dividir esos miniobjetivos en tareas concretas? ¿Sabes cuándo algo ha funcionado o no? ¿Cómo mides tus avances? ¿Eres capaz de reconocer que te has equivocado? ¿Te das cuenta cuando fracasas? ¿Aprendes con ello?

¿Hay más maneras de hacerlo? Explora caminos y no tengas miedo de reconocerlo cuando te equivoques. Encaja los obstáculos o derríbalos… Incluso me atrevo a decirte que seas valiente. Sé valiente para todo. Pero sobre todo para reconocer tus limitaciones. Hazte un DAFO y decide cómo seguir adelante. Asume la responsabilidad de estar intentando algo que puedes conseguir. Asume la responsabilidad de abandonar cuando sea necesario.

Dime qué tienes o qué te falta. Escríbeme directamente y vemos si te puedo ayudar 😉

17 Ideas Para Empoderarte En 2017

5-tibetanos

Empoderar masajistas

Mi gran objetivo. Mi humilde servicio: empoderar a cualquier masajista. A cualquiera que se dedique (o se quiera dedicar) al sector de los masajes, el bienestar y la salud. A cualquier masajista que se atreva a intentar algo diferente, claro…

Renacer primaveral. En enero escribí esta lista y creo que es el momento adecuado para compartirla contigo. Espero que te inspire. Lo que sea. Simplemente piénsalo:

  1. Simplifica

    Hazlo fácil. Lo primero es simplificar. SIMPLIFICAR TODO. Tu vida, tus anuncios, tus tarjetas, tus ofertas y tus servicios de masaje.

    Simplifica tu vida. Simplifica tus tareas, tus cargos y tus acciones. Simplifícalo todo cuanto puedas. Así llevarás menos carga innecesaria para vivir y para dar masajes.

  2. Confía

    Confía en ti. Ve a tu ritmo. Se trata de hacer que ocurran cosas. Poco a poco. Sin prisa. Sin pausa. Sin miedo. Sobre todo eso, sin miedo. Porque el tiempo pasa igualmente, pero la calidad depende de cómo te lo tomes todo.

    Tienes tu propio criterio. Lo que piensas está bien. Confía en ti. En tu corazón. En lo que sientes y en lo que te gusta. Confía en tu intuición y en tu manera de ver la vida.

  3. Aclara

    Lo primero son tus cimientos. En qué te basas para vivir. Qué es lo primero, lo segundo y lo tercero..

    Decide tus valores. Salud, relaciones y negocios. En ese orden de importancia..

  4. Brilla

    Brilla mucho. Para que te hagan caso, siéntete bien. Contigo y con tu vida. Trabaja tu autoestima y tu desarrollo como persona. Eso hará que brilles de manera natural.

    Ejemplo: El brillo es como la barba: si lo tienes, se nota. Je je je. Es un chiste inevitable, pero adecuado. Porque cuando brillas como persona, también lo harás como profesional de la salud y del bienestar. Es la mejor manera de convertirte en masajista de referencia para tus clientes.

  5. Atrévete

    Sé valiente. Ten miedo, es normal. Pero enfréntate a él. Para brillar, atrévete. Tan fácil o tan difícil como te resulte sentirte bien contigo. Mírate al espejo y háblate. Dite unas palabras con cariño y acéptate.

    Avanza. Da un paso adelante. Nadie se dará cuenta. Solamente tú notarás la diferencia. Sentirás que algo cambia. Eres tú. Es normal. Es necesario. La vida es un cambio constante. Una sonrisa lo cambia todo. ¡Sonríe!

  6. Mide

    Apunta bien y céntrate. Decide un objetivo claro y concreto cada vez. Luego divídelo en pequeños pasos, etapas y tareas. Lo más específicas que puedas. Para poder medir cada paso. Para saber si avanzas o no. ¿Con cuántas personas desconocidas has hablado esta semana? ¿Cuántas demostraciones de masaje has hecho hoy?

    Mide para avanzar. Si quieres “tener más clientes”, lo mejor es que te propongas “conseguir 6 nuevos clientes esta semana”, por ejemplo. Y para ello hagas al menos “9 demostraciones cada día” en las 17 oficinas, talleres o empresas que hay en tu calle o tu barrio. Eso serían unas “3 horas de tiempo cada día”. ¿Dónde has ido hoy? ¿Cuántos masajes has ofrecido? ¿Te conocen en tu ciudad? ¡Haz números!

  7. Exprésate

    Sé tú. Sé la persona que quieres ser. Manifiesta tus sueños. Cuéntalos sin miedo. Haz planes y realiza las tareas que te propones. Inténtalo. Estamos transformando el mundo. Eso es arte. Expresión de tu interior. Sin miedo al ridículo ni a la censura.

    Fluye. Entrar en flujo es como volar. Puedes cambiar tu estado en segundos. Toma aire y escucha lo que sientes. La inteligencia de tu corazón puede ajustar todo tu cuerpo. Te apetecerá practicar posturas y mudras. Muévete. Siente tus intenciones.

  8. Invierte

    Piensa en tu cuerpo y en tu mente. Nutre, alimenta, cuida… Practica o cultiva los hábitos que consideres saludables. Haz lo que te ayude a aumentar tu energía. Esencias, aromas, tés, batidos o libaciones. Bocatas saludables y rápidos. Transformar tu agua poniéndola al sol o agitándola mucho. Conecta tripas y cerebro.

    Observa. Reconoce si lo que comes te anima y te ayuda a pensar mejor. Ten en cuenta la importancia del descanso, de las siestas y del aburrimiento. Todo eso es invertir en ti. En tu cuerpo y en tu mente. Recuérdalo y mímate. Quiérete. Ámate. Respétate.

  9. Avanza

    Tracción interna. Activa, empuja, avanza, continúa. Activa tu cuerpo, tu alma y el medio ambiente. No todo está en tus gentes (Epigenética). Cuando piensas, cuando sientes y según te relacionas. Todo está en movimiento. Avanza igualmente.

    Tienes tu propia energía. Hay energía en tu espacio. Todo es energía. Avanza pensando en tu organización. Haz planes. Suena y resuena. Vibra para fluir. Porque todo es vibración. Puedes crear un espacio sagrado para momentos espirituales.

  10. Acelera

    No corras, acelera. Siente los escalofríos. Ese hormigueo que te recorre el cuerpo es la kundalini. Cuando te mueves, eres energía y formas parte de la vida. No tengas miedo de acelerar. Ocurre en algunos estados de flujo. Te puede ayudar a liberar emociones.

    Siéntete feliz. Cuando algo es coherente con lo que sientes y lo que quieres, tu cerebro y tus hormonas te ayudarán. Es lo que te ayuda a manifestar lo que necesitas, a avanzar, progresar y acercarte a tus mentas.

  11. Crece

    Déjate llevar. Exprime todo. Desbloquea tu creatividad. Visualiza y actúa. Cuando expresas lo que llevas dentro te estás empoderando. Reconoces lo que eres y lo que quieres. Eso es muy fuerte. Tiene energía, magnetismo, poder.

    Cúrate. El tiempo pasa, sí, pero tú decides cómo te lo tomas. Cómo encajas los cambios en tu vida. Cómo creces y hacia dónde quieres ir. Expresa lo que llevas dentro, porque eso te cura. Pintar, bailar, cantar, escribir un diario… Todo eso te puede ayudar a conectar, para reconocerte, para sentirte y para superar bloqueos.

  12. Fluye

    Ya te hablé de fluir. Fluye. Desencadena tu energía . Eres imparable. Puedes contar “3, 2, 1” y entrar en estado. Llámalo meditación. Llámalo relajación. Llámalo calma… Puedes respirar y meditar en movimiento. Experimenta y siente. Da igual lo que te digan. Solamente te vas a creer lo que tú vives. Todavía conoces tus límites.

    Déjate llevar. Tus emociones te pueden ayudar a ver más allá. Puedes crear tu destino dejándote llevar. Intenta seguir los ciclos de la naturaleza. Cuando mueves tu cuerpo, cambia tu mente. Entrenas viviendo. Entrénate con la vida misma. Siente tu energía en tu cuerpo. Descarga tu malestar y conecta con la tierra. Es gratis.

  13. Suelta

    Afloja. La culpa y el arrepentimiento te bloquean. Date cuenta. Reconoce lo que pasa, acéptalo y deja que se vaya. De poco sirve frustrarte, culparte, arrepentirte, fustigarte o machacarte. De ahí vienen muchas contracturas y tensiones.

    Practica. Es fácil de decir, lo sé. Se trata de practicar. Afloja el cuello. Afloja la espalda. Afloja la cara. ¿Te das cuenta? ¿Cómo estás? En serio, ¿cómo estás?

  14. Agradece

    Da las gracias. Agradece los piropos y las buenas palabras. Si te halagan es porque te lo mereces. Valora lo que eres, lo que tienes y lo que sientes. Vales mucho. Aunque no lo quieras ver. Ni reconocer. Piensa que todos somos luz, aunque no siempre podamos comprender nuestros sufrimientos.

    Por la mañana y por la noche. Cuando lo primero que haces al despertar es dar las gracias y lo último que piensas antes de dormir es sentir agradecimiento, tu vida cambia. Compruébalo. Escribe unos minutos cada día. Por la mañana da gracias y ponte un objetivo para hoy. Por la noche, piensa qué habrías mejorado y agradece.

  15. Sin quejas

    Otro hábito interesante. No critiques ni te quejes nunca más. Es una de las mejores cosas que me han pasado. Pensar que no sirve de nada quejarte. Es una obligación. Dedícate a mejorar. Cero quejas. Cero críticas. Cero regañadientes.

    Háblate mejor. ¿Cómo te hablas? ¿Qué te dices? Escucha ese diálogo que tienes en la cabeza cuando hablas contigo. Todos lo hacemos. Escúchalo. Piensa en cómo te gusta que te hablen. Háblate mejor. Con más cariño, con más respeto y con más aceptación.

  16. Acepta

    Aceptarte es quererte. Acepta como eres, tu cara, tu cuerpo, tu vida. Mírate al espejo y ámate. Quiérete. Háblate con cariño. Di que te quieres. Dilo muchas veces. Sonríete.

    Acepta lo que pasa. No te resignes. Acepta. Cuando algo depende de ti y no te gusta, acéptalo. Es el primer paso para poder cambiarlo. Pero no te resignes, por favor.

  17. Cambia

    La vida es cambio. Todo está cambiando constantemente. Por eso te lo digo. Pierde el miedo al cambio.. Aprecia y agradece lo que eres y lo que tienes..

    Sigues siendo tú. Creciendo, evolucionando y mejorando. No tiene nada que ver. Es una trampa… Cuando te digan “has cambiado”, responde “eso espero”.

¿Qué opinas de estas ideas?

 

¿Dónde Estás, Masajista?

Cómo se forja un masajista

Hola, masajista. Empieza 2017 y… ¿Cómo te lo tomas todo? ¿Cómo se forma tu carácter? ¿Cómo te conviertes en lo que eres? ¿Cómo te enfrentas a la vida? ¿Cómo evolucionas con tu proyecto de masajes? ¿Cómo vives con tu lado oscuro?

Dos noticias. Tengo dos noticias para ti. Una buena y otra incómoda. La buena es que te ofrezco herramientas para conocerte.. La incómoda es que tienes que mirar hacia tu interior. Allí hay muchos miedos, muchas creencias que te limitan, mucho orgullo y mucho ego,, Es incómodo porque duele. Tu ego cree que controla todo.

Lo incómodo

El lado oscuro de la fuerza… Tienes un lado desconocido y peligroso. Está en tu mente y toma decisiones en tu vida.. Tiene mucho que ver con tu lado oscuro. También forma parte de ti. Para aprovechar ese poder sólo tienes que conocerte.

¿Miedo? Pues sí, de eso se trata. De tu miedo a mirar, a reconocer, a tener que hacer algo distinto.. Hablo de tus miedos. ¿Te das cuenta? Te paralizan. ¿Los reconoces? No te dejan crecer y evolucionar.. Es incómodo. Acepta que están ahí. Son tus maestros..

¿Quieres ser mejor masajista? Responde sí o no.

Lo bueno

Tienes mi apoyo. Estoy contigo. Es normal sentir miedo. Lo difícil es reconocerlo y decidirte. Dar un paso para enfrentarlo. Solamente es eso, Miedo De Vender Masajes.

¿Quieres más recursos? Hace poco publiqué mi primer ebook: El mercado del masaje Sentado (te lo ofrezco gratis; págame lo que quieras). En él comparto muchas ideas para vender masaje sentado como servicio o bien para usarlo como tarjeta de presentación.

¿Te atreves? Puedes seguir los 29 vídeos del Reto para Masajistas Valientes y decirme qué te aportan, qué aprendes o qué te gustaría que proponga en el próximo.

¿Cursos? Este año estará disponible el Manual de Masaje Sentado para enseñar el kata en vivo y online, para que la distancia no vuelva a ser excusa para no disponer de una herramienta tan poderosa para masajistas.

*Breve Guía de Marketing Masajista. También estoy trabajando en ella y la compartiré en forma de libro o de curso online. Todos estos recursos forman parte de Mi aventura de masaje Sentado. Espero que los pruebes y me cuentes si funcionan..

Buen Renacimiento 2017, Masajista

El santuario de Kibune, JapónEs Navidad. Los Días Más Cortos Del Año. Momento de recogimiento. Nostalgia. Familia. Soledad… Es la fiesta de la oscuridad. La tristeza sirve para reflexionar. Hacen falta los días oscuros y fríos en invierno para que exista la luz del verano.

Ahora empiezan a crecer los días. Aumentan las horas de luz. Cada día dura un minuto más… Y si vives en el hemisferio sur estarás disfrutando del día más largo. El momento más brillante del año.. La Noche Más Corta..

Masajista Que Creces Cada Año:

¡Feliz Renacer 2017!

Feliz Navidad y Reinicio Anual

¡Feliz Renacimiento Anual y que tu luz siga brillando para siempre!

Mejor intentar aceptar que intentar comprender.
Mejor amarse completamente tal y como eres..
Mejor mirar las cosas de otra manera diferente..
Mejor agradecer incluso aquello que rechazas..

El amor que todo lo abraza (también a los opuestos) no puede tener contrarios.

Sobre un árbol que no aceptaba sus hojas negras…
¡Muchas Gracias, Eva!


¿Cómo Renacer?

Siéntate y siente. Querid@ masajista, 1º piensa: ¿Qué has logrado en 2016? ¿Qué pudiste hacer este año? ¿Qué harás a partir de ahora? ¿Qué pretendes hacer en 2017? En 2º lugar: mueve tu corazón y da las gracias por estar aquí. Respira, sonríe y celébralo. Celébralo todo, bueno o malo. Para eso sirven las ceremonias y las fiestas.

¿Qué has logrado este año?

Da gracias por ello. Está siendo un año de tormenta. Me lo tomo con esa perspectiva. Quedan 6 meses para el verano.. Ahora tengo otra visión del tiempo. Siguiendo el sincronario de 13 lunas vivo más equilibrado. Siento que lo que quiero y lo que hago se parecen mucho más. Sentirme así es un gran logro personal. Y se lo debo a la gente que conocí en la Casina del Árbol, durante el curso de masaje sentado en Avilés-Asturias de junio 2016.

Cumplí 40 logros y 40 fracasos. Terminé el máster de Enfermería Holística en la Universidad de Murcia, publiqué mi primer ebook sobre el mercado del masaje sentado y volví a colaborar con mi silla de masaje por la causa Movember… Ahora que lo pienso, digo: ¡Guau! Han sido muchas cosas, ¿verdad?

¿Qué te salió mal en 2016?

Da gracias por elloPara 2016 me propuse planear más y mejor. Lo he conseguido en parte, aunque tengo que seguir dividiendo mis objetivos en tareas más pequeñas.. Lo tengo que hacer mejor. Sigo pendiente de las fotos para terminar mi manual de masaje sentado. El curso y la escuela de massage marketing online.. Y mucho más.

¿Qué lección aprendiste en 2016?

Da las gracias por ella. Me he dado cuenta de que lo más importante siempre serán las personas. Mi gente y mi familia.. Lo más importante es que la vida tenga sentido. Si no sabes para qué has venido, entonces tienes que seguir buscando o decidir qué causa vas a defender.

¿Qué harás en 2017?

Déjate crecer, masajista.. Los Días empiezan a crecer y con ellos también tu energía para hacer.. Asume tu miedo y supéralo.. Defiende tu sueño.. Despierta de una vez.. Sal a la calle a poner en marcha tus proyectos.. Sonríe 😉

Celébralo todo. Todo. Todo. Alegre o triste, forma parte de tu vida. Fluye como el agua. Baila. Canta. Disfruta.. En mi caso, por ejemplo, voy a empezar 2017 participando en una fiesta. Diseño, arte y música cerca de Murcia. Días 2 y 3 de enero en El Guateque de Tejemaneje:

Cartel fiesta El Guapeque... masaje sentado de antonReina en Tejemaneje ;)

Código de Valores Para Masajistas

6837885-wallpapers-hd

Creencias y crecimiento

Eres lo que crees. Creces y crees. Naces y creces. Siempre estás creciendo. Naces y empiezas a creer. Siempre estás creyendo… En lo que te dicen. En lo que te parece. En lo que sientes o en lo que piensas… Y todas esas creencias y pensamientos son lo que definen tu vida. ¿En qué crees tú? Por ejemplo, yo creo en el amor.

Emociones

Eres lo que sientes. Para comprender mejor cómo funcionan tus emociones, te explicaré que las más básicas son 4 y son todas muy necesarias:
  1. miedo para protegerte y no arriesgar demasiado.

  2. ira para defenderte o defender lo que crees y lo que quieres.

  3. alegría para relacionarte con los demás y celebrar tu conexión.

  4. tristeza para hacer una pausa, recogerte contigo y reflexionar para crecer.

Tus Valores

Ya te hablé de 6 Cualidades Éticas Para Masajistas Valientes: Confianza, paciencia, empatía, escucha, humildad y seguridad.

Hazte preguntas. Todo eso son cualidades que se tienen o no… que se desarrollan o no… y para desarrollarlas hay que trabajar creencias y valores. Es más importante lo que haces que lo que dices. Por eso, pregúntate:

  • ¿Cuánto te quieres? ¿Cuánto y cómo te respetas a tí?
  • ¿Cuánto quieres a los demás? ¿Te pones en el lugar de otros?
  • ¿Eres más o menos importante que otros? ¿Les reconoces lo bueno? ¿Sueles criticar? ¿Ves las cosas buenas que todo el mundo tiene?
  • ¿Haces con lo que dices que harás? ¿Cumples tus promesas? ¿Tienes palabra?
  • ¿Sientes gratitud? ¿Das las gracias sinceramente? ¿Crees que es necesario?
  • ¿Cuidas tu relación con los demás? ¿Cómo tratas a tus amigos? ¿Y a tu familia? ¿Cómo consideras a tus clientes? ¿Y a quienes pueden ser clientes? ¿Y a quienes ya no lo son? ¿Y a las personas desconocidas?
  • ¿Cómo te tomas la vida? ¿Vives lo que ocurre con alegría? ¿Eres más bien optimista o pesimista?
  • ¿Controlas tu impulsividad con serenidad? ¿Eres paciente? ¿Sientes prisa por conseguir tus objetivos? ¿Eres constante con tus obligaciones?
  • ¿Cómo te sientes? ¿Eres o estás feliz? ¿Estás bien, mal, regular…?

1 Código ético

Un código básico. Más fácil todavía. Ten un solo código de conducta. Que sea el mismo para trabajar como masajista y para vivir en tu vida privada. Entre otras ventajas, eso te dará más coherencia y consistencia como persona y como profesional.

¿Qué te parece ser amable? ¿Eres amable contigo? ¿Eres amable con los demás?

Código de Valores Para Masajistas:

Sé amable.

Sé amable contigo y con los demás. Quiérete. Cuídate con cariño. Dí la verdad cuando sea buena y no haga daño. Confía en tí y acepta lo que tienes. Respeta y no robes. Da las gracias y da generosamente. Intenta mejorar cada día. Tu servicio es ser amable.

@antonReina

¿Qué opinas? ¿Lo habías pensado? ¿Bastaría con ser extremadamente amables?