La Segunda Gran Excusa Del Masajista

Blog de @antonReina sobre Marketing Masajista

Lo mío es dar masajes. Soy excelente haciendo lo que hago. Hago lo que mejor se me da. La Segunda Gran Excusa Del Masajista tiene mucho que ver con la primera..[Si no has leído la primera parte de estas 5 publicaciones sobre las 4 Grandes Excusas Masajistas, puedes hacerlo aquí].

¿Te cuesta anunciar tus masajes? ¿Te parece difícil hacer otra cosa que no sea atender a tus clientes y hacer tus terapias? ¿Crees que es una excusa que te pones? Lo que mejor se me da es hacer masajes…

La primera excusa era que no eres comercial, ¿verdad? Después de insistir en que no sabes vender, que no vales para negocios, que no puedes dedicarte a las ventas… la mayoría de masajistas sigue justificándose. Prefiero hacer lo que mejor se me da: mis masajes, mis terapias, mis clientes… Me dicen..

Lo que me gusta es dar masajes

¿Tus puntos fuertes? Ese argumento de que prefieres centrarte en tus fortalezas te puede perjudicar seriamente. Estás saboteando tu actividad. Estás frenando tu marketing. Principalmente si no tienes a nadie que te haga una buena publicidad de tus masajes..

El dinero. Necesitas ganar dinero para poder seguir ayudando a mucha más gente. Haces mucha falta ahí afuera… Por eso tienes que practicar para que se te de bien hacerte publicidad.

Conversaciones. Tienes que hablar con la gente. Ya lo sabes. Contarles lo que haces. Practicarlo hasta que te salga tan natural como tus técnicas de masaje. Tienes que ser capaz de hablar tanto de masajes como de dinero. De tus precios. Tus ofertas y tus condiciones.

Masajea el tema del dinero

Es cuestión de técnica. Piénsalo… ¿Qué haces para tratar a un cliente? Técnicas de masaje para calmar, relajar o aliviar, ¿verdad? Seguro que tienes un muchas. Supongo que tienes un buen repertorio. Ya sabes lo que tienes que hacer. Recibirle, preguntar, calentar, respirar y trabajar.. Dar masaje es todo un arte.. Se aprende y se mejora cada día..

  • ¿Cómo lo haces? Practicando.
  • ¿Qué consigues practicando? Confianza.

Y de Satisfacción… Sienten alivio. Se mejoran. Después de la sesión todos estamos mejor. Te sientes bien. Has ayudado. Se sienten bien. Tenemos el poder. Estamos satisfechos..

Sé que es difícil

Difícil no es imposible… Aliviar el dolor es posible. Descongestionar la zona. Tocar la parte económica. Ocurre durante la conversación.. La técnica consiste en soltarse. Aflojar. Como si fuera un músculo. Ahora el tuyo.

Afloja tu miedo… Es un músculo. Tienes que relajarlo. Una emoción. Es el miedo al rechazo. La excusa que te pones. Un pensamiento. Nada más. Una creencia tuya. Pura imaginación: En cuanto les hable de dinero se van. Seguro que deja de hablar. No me volverá a mirar a la cara… 

Aprende técnicas… ¿Hay puntos gatillo para tratar temas de dinero? Pues sí. Los hay. Es cuestión de estudiar, repetir y practicar. El arte del marketing masajista… Ese es mi trabajo. Enseñarte a dar un paso adelante cada día..

Practica

Aquí mismo. La práctica empieza aquí. Ahora. Levanta una mano izquierda (o las dos) y póntela en el pecho. Repite conmigo (en serio, hazlo):

Yo, [di tu nombre], juro solemnemente que me voy a poner delante del espejo, una vez cada día o cada noche, durante al menos una semana, mirándome a los ojos y repitiendo firmemente siete veces en voz alta – Cobro a 45? €uros la hora – ()

Es la única manera. Abre la boca y exprésalo. Te harás más fuerte. Solamente tienes que practicar. A solas. Con tu familia. Con gente… Es posible que te cueste una semana por lo menos. Hasta que consigas decirlo una sola vez sin agobiarte. Sigue intentándolo. Estás avanzando. Vas ganando terreno 😉

+ Próxima lectura: [La tercera gran excusa del masajista: Todos quieren darse los masajes gratis].

4 comentarios en “La Segunda Gran Excusa Del Masajista

  1. Lei un poco y me ayudo bastante. Seguire leyendo cuando llegue a mi casa. Bueno, yo me divorcie hace 3 años y no he vuelto a hacer masajes… todo lo que era en colores se ha vuelto blanco y negro. Pero se que tengo que seguir luchando para volver a entregar lo que entregaba antes. Sobretodo cuando se trata de entregar buenas energias.

  2. Gracias por tu comentario, Pablo.
    Permíteme un par de preguntas: ¿Cómo luchas?
    ¿Qué haces para volver a sentir tu propia luz?
    Espero que mejores pronto tu estado y le des la vuelta al bienestar. Un abrazo 😉

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s