218. Menos qué y más cómo.

Lo que haces es importante. Observar. Practicar. Hacer algo de valor para ti. Algo que te guste. Algo que te dé vida. Algo con lo que el tiempo se te pase volando. Incluso algo a lo que te obliga el sistema, la familia o las circunstancias. Trabajo. Música. Pintura. Escritura. Limpieza. Oratoria. Enseñanza. Pasear. Charlar. Jugar. Bailar. Meditar. Cocinar. Aprender idiomas. Cuidar. Cuidarte. Dejarte cuidar. Mejorar cualquier habilidad. Equivocarte y volver a ensayar. Da igual si es algo creativo, mecánico o abstracto. Todo lo que haces cada día es importante. Tu manera de abordarlo es más importante. Lo que cuenta es cómo te lo tomas. Cómo te enfrentas a cualquier actividad que lleves a cabo voluntaria o no.

Cómo lo haces es aún más importante. Explora y experimenta. Lo valioso es la experiencia. Tu experiencia. Lo que vives. Lo que sientes. Lo que aprendes. O simplemente el camino que recorres. Puede ser un juego o un desafío. Puedes tomártelo como un entrenamiento o como un divertimento. Como una prueba de superación, de paciencia o de resistencia. Concédete ser principiante. La intuición enriquece a la razón. Busca el arte en tu mirada. Exprésate con arte en todo lo que hagas. Cambia de mano. Aprende algo nuevo. Ríete de tus fallos y tómate en serio cada reintento.

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s