217. Conserva el conversar.

La vida real. Las redes sociales digitales y analógicas. Las versiones particulares de cada cual. Divergencias y convergencias de opinión. Escuchando más y mejor. Disfrutando de charlas. Sin prisa por concluir…

Somos diálogo. Somos comunidad. Existimos más allá del individualismo egocentrista y comercial. Ese que nos quiere obedientes. Ese que sirve a otros intereses menos comunitarios.

Demasiadas conversaciones, sí. Aunque nunca es demasiada conversación. Por eso digo de conservar la tertulia. El debate. La escucha. Los argumentos. El cambiar de opinión. Diverger y converger. Aprender a pensar. Sentir y compartir. Aprender y crecer. Tan fácil, barato y enriquecedor como conversar.

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s