El peligro del fútbol

Dices tú del fútbol.

Es peligroso.
Muy peligroso.

Bueno, el fútbol en sí no es malo.
Faltaría más.
Lo malo son las personas. La gente exhaltada. Las personas agitadas. Lo que es peligroso es la gente apasionada. Las ganas de pelea. El ocio. Las etiquetas.

A mí me lo parece.
Peligroso el fútbol, digo.
La gente.
Las actitudes.
Eso no es deporte.
Eso es violencia.

El peligro del fútbol no es que la gente se apasione, sino que se genere odio. El peligro del fútbol es que prefieras insultar a los otros en vez de animar a los tuyos.

Eso es.
Animar o agredir.
Animar a los tuyos o agredir a los otros.

Sobre el origen de la violencia no digo nada. Más que nada porque no sé nada. Aunque me gusta leer sobre los peligros de la moralidad y el origen del mal…

Solamente sé que si etiquetas algo, la división está servida.

Las etiquetas.
Eso es lo peligroso.
Poner carteles conlleva poner adjetivos.
Poner adjetivos conlleva poner emociones y sentimientos.

Todo vale contra "los otros, los que no son los míos".
A los otros, leña y mano dura. Sin piedad ni contemplación.

Simplemente porque he decidido que no me tocan nada.
Simplemente porque no me han enseñado a disfrutar de las diferencias.
Simplemente porque no sé lo que es la compasión por los demás.
Simplemente por pensar que estoy separado del resto del mundo.
Simplemente por no sentir que somos tan variopintos como similares.

Bueno, igual no es tan simple…

Voy a darle otro pensao.

.

Antoñadas así todos los días
de manera gratuita (de momento)
en mi lista privada de correo.

https://antonreina.activehosted.com/f/1

Un comentario en “El peligro del fútbol

  1. Buenos días!

    Antes que todo, quiero que sepas que disfruto leerte a diario.
    Eres ocurrente, expresas muy bien todo lo que piensas y en ocaciones me dejas pensando. No dejes de escribir porque haces bien.
    Y en cuanto a tu relato del fútbol déjame contarte que soy argentina, mi nombre es Roxana y estoy totalmente avergonzada de lo desequilibrada, violenta y fanática que es la gente para celebrar. Somos una vergüenza mundial.
    De la alegría pasan en un segundo al desastre. Eso es realmente peligroso para una sociedad sin control ni medidas.
    Me averguenza mi país, su gente, sus hábitos violentos.
    Hubo muertes, destrozos y robos. Nada justifica celebrar una alegría popular vandalizando. Es decadente…
    Sin más que decir, me despido y nuevamente agradezco leerte a diario.

    Abrazo.

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s