118_ Pipí sentado.

Lo confieso. Medo sentao. Medo sentado. Meo sentao.. Bueno. Eso. Que hago pipí sentado. Desde hace muchos años. Nadie me obligó. Simplemente un día me senté. Me parece más cómodo. Más higiénico. Más fácil. No es una moda. Es mejor. Hace poco lo leí en yorokobu. Por eso te lo cuento. Para reírme de mí mismo. Estoy practicando. Nada más.

Sin complejos. Sin prejuicios. Sin frustraciones. Sin chorradas. Y menos fuera del tiesto (literalmente). Prefiero el humor. A veces lo masculino es tan frágil que tiende al ofendiditismo. Sea por inseguridad. Por frustración. O por resentimiento… Podría generar violencia. Hacia ti. Hacia mí. Hacia los demás. Podría ser un reflejo social. De identidad. De personalidad. De cultura. De lo social, sexual, cívico o personal. Sí. Qué pasa. Hago pipí sentado. ¿Alguna objeción?

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s