377. Antoñadas infinitas.

*Antoñada: palabra a caballero entre antoñico y tontada. Las antoñanzas son otras historias más antiguas y legendarias…

Más de 20 días sin publicar. Después de un año sacando una entradilla diaria y ahora dejé de hacerlo. Sin más. No sé por qué. Aún tengo mil ideas que contar… Simplemente paré. Será que de vez en cuando hay altibajos, ciclos de actividad y descanso. Momentos con energía más activa o más parada. Ciclos, fases, períodos y etapas.

Una antoñada* cada día ya no aportaba nada. Hasta ahora el objetivo general era expresarme y conectar. Pensar y hacer pensar. Observando los ciclos en mi vida e intentando concordar. Conciliar extremos. Transformar con palabras. Porque todo nos puede servir para trascender o para manipular. Lo que hacemos es un reflejo de lo que somos. Siempre estamos cambiando. Ahora me toca hacer algunas reformas. ¿En qué fase estás tú?

Un comentario en “377. Antoñadas infinitas.

¿Tienes algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s