176. Ondas enfermeras_

Cables, ondas, corrientes…

Somos gotas de agua,
partículas materiales.
Somos electrones que bailan,
y ondas de posibilidades.
Somos polvo de estrellas,
corrientes de pensamiento.

Somos gafas de ver,
aprendiendo a mirar.
Somos maneras de ser
y formas de respirar.

Somos magia y cuidado.
Enfermeras hechiceras.
13 conjuros venideros.

176. Ondas enfermeras. @antonReina

175. Sincronizando enfermeras

En el Fanzine de Nuestra Enfermería de diciembre 2017 publiqué 13 ondas enfermeras… La luna como sincronizador de calendarios para activar nuestra identidad colectiva. 5 minutos de lectura bla bla blá que ahora te resumo en 3 premisas para ponerlo en práctica desde ya mismo.

1. El tiempo es Arte. Antes era dinero. Otros deciden cómo debes pensar, sentir o sentirte. Noticias, carteles, política, control de opinión pública, publicidad… Todo está calculado para que produzcas y consumas, nada más. Por eso la expresión artística nos libera. Aunque sea imaginando. Haciendo cosas porque sí. Contemplando lo cotidiano sin más. Disfrutando de pensar, sentir o expresar… Todo eso te da salud. Alivia sufrimiento. Por eso ahora el tiempo es arte.

2. Un sincronario es más bello. Parece una estructura más estética, armónica y equilibrada. Que cada año sea solar y cada mes sea lunar tiene sentido. Tampoco es nada nuevo… Podemos mirar la fecha de otra manera. Tomarnos cada día con otro enfoque. Intentando mejorar el futuro viviendo un presente diferente. Otro ritmo y otro sentido para cada día. Es una táctica para la salud. ¿Qué te parece?

3. Una pregunta cada mes. Es mi propuesta. 13 grandes preguntas para 13 meses iguales. 13 pasos cada año para sincronizarnos como enfermeras, sanitarios o cuidadores… Estos son algunos ejemplos. La idea es dividir un año en 13 meses con forma de proyecto en 13 pasos, al menos teóricos… ¿Qué te parecen?

  1. ¿Cuál es nuestra meta? ¿Unificamos objetivos y atraemos a más iguales? ¿Qué podemos atraer o catalizar las enfermeras socialmente?
  2. ¿Cuál es nuestro desafío? Definamos los obstáculos que supondrá el reto que vamos a superar.
  3. ¿Cómo nos motivamos? ¿Cuál será el motor emocional para mejorar?
  4. ¿De qué manera lo medimos? ¿Qué forma le damos a esa acción?
  5. ¿Cómo reunimos los recursos y sentimos nuestro propio poder?
  6. ¿Cómo nos sentamos con los demás? ¿Cómo se administra el desafío?
  7. ¿Cómo sintonizamos nuestra meta con las acciones de otros?
  8. ¿Cómo lo hacemos? ¿Cómo vivimos el proyecto siendo coherentes? ¿Es posible hacer lo que queremos manteniendo la integridad?
  9. ¿Cómo logramos el propósito? ¿De qué manera ponemos en marcha nuestra intención?
  10. ¿Cómo lo perfeccionamos? ¿Qué estamos consiguiendo y qué no? ¿Estamos manifestando lo que queríamos?
  11. ¿Cómo soltamos lastre? ¿Cómo nos expresamos libremente? ¿Estamos comunicando bien nuestro mensaje?
  12. ¿Cómo cooperamos con otros que se dedican a lo mismo o algo parecido?
  13. ¿Qué hemos aprendido en esta aventura? ¿Cómo expandimos nuestra presencia? ¿Hemos trascendido en algo?
¿Y si usamos un sincronario con 13 lunas cada año para ser más coherentes con los ciclos de vida que nos rodean?
El calendario es incoherente e irregular, con 12 meses desiguales
Un sincronario es más armónico, tiene 13 meses iguales de 28 días.

174. El Tiempo como Arte y Salud

Tiempo = Arte = Salud…

El Tiempo es Arte y el Arte es Salud. 13 meses de 28 días. 13 lunas perfectas cada año. Es una idea muy armómica. Más equilibrada que los meses irregulares y desiguales que ahora usamos para contar.

Calendario vs. Sincronario. ¿Te imaginas que todos los meses duran lo mismo? Da sensación de equilibrio. Permite hacerte preguntas. No sé. Para organizar proyectos. Para conocerte mejor. Para pensar en la vida de manera un poco más ordenada…

13 meses = 13 lunas = 13 pasos = 13 preguntas… Si el tiempo es arte, cada día o cada año pueden ser un gesto, un movimiento, una pieza, una obra… dividido en 13 pasos, 13 meses, 13 lunas… cada una con 28 días, 4 semanas, para cultivar o elaborar algo así como:

  1. Definir tu propósito. Un proyecto. Un objetivo. Una meta.
  2. Identificar los obstáculos de ese desafío.
  3. Buscar el cómo se alcanza la meta de servicio.
  4. Ver la forma que tendrá esa acción.
  5. Reunir los recursos y colaboradores que necesito.
  6. Trabajar lo emocional para asegurar la motivación necesaria.
  7. Y así hasta los 13 meses lunares del año.
  8. 😉

¿Qué opinas? ¿Empezamos a sincronizarnos este año internacional de las enfermeras?

173. Re-conectando enfermeras.

https://www.deviantart.com/elentori/art/Touch-Animation-353473472
https://www.deviantart.com/elentori/art/Touch-Animation-353473472

Queridas enfermeras, conectad.

Queridas enfermeras,
que estáis desconectadas:
RECONECTAD.

Querida enfermera:
Conecta. Reconecta. Despierta.

Enfermeras. Queridas enfermeras:
Hacemos algo maravilloso, que es cuidar.
Nos sentimos orgullosas de lo que hacemos.
Cuidamos personas, familias y comunidades.

CUIDAR. CUIDARSE. DEJARSE CUIDAR.

Cuidar sí. Cuidamos muy bien. Pero… 
¿y eso de Cuidarse o Dejarse cuidar?
Tal vez nos hayamos descuidado… 
A nosotras mismas.
Al grupo. Al colectivo enfermero.

Queridas enfermeras desconectadas:
CONECTAD.
R – E – C – O – N – E – C – T – A – D .

Porque…
¿quién cuida de las enfermeras? 
¿Quién nos cuida,
si no lo hacemos nosotras?

Más allá de nuestras competencias formales, 
hemos de cultivar algo más:
Autoestima y Autoconocimiento.

Llámalo Amor propio
o Autocuidado.
Llámalo Visión, Meta,
Sentido, Principios o Valores.
Llámalo Personalidad,
Competitividad o
RESPONSABILIDAD.

PARTICIPACIÓN.
PAR-TI-CI-PA-CIÓN.
PARTICIPA-ACCIÓN.

Llámalo como quieras.
Necesitamos CONECTAR.
Volver a conectar.

Reconexión
con el bien común enfermero.
Conexión para Motivar
a una mayoría Silenciosa y Sumisa.

Lo que más necesitamos
para participar es MOTIVACIÓN.

Y eso solamente ocurrirá
cuando haya CONEXIÓN.

CONECTAD,
queridas enfermeras,
CONECTAD.
¡RECONECTAD!

Queridas enfermeras
desconectadas: CONECTAD.

Se me quebró la voz durante la inauguración del acto aquel jueves 10 por la tarde… Esas palabras salieron de mi corazón y lo hice en nombre del Colegio de Enfermeras de Murcia.
I semana enfermería programa
LA UNIVERSIDAD DE MURCIA CELEBRA LA I SEMANA DE LA ENFERMERÍA
7 MAYO, 2018 CAMPUS DIGITAL organizada por la delegación de alumnos…

172. Yo, enfermera.

antonReina salud mental autocuidado

Soy enfermero. Me suelo presentar como enfermera. Suelo decir: antonReina, enfermera, o enfermerajipi… Digo que soy enfermera porque estoy convencido de lo que eso representa, más allá de cualquier etiqueta feminista. Es una manera de mostrar apoyo a muchos problemas relacionados con el género. Pretendo dar visibilidad a una profesión maltratada, menospreciada o ninguneada por el mero hecho de que su identidad e historia son esencialmente femeninas.

Otro detalle es que suelo hablar de nosotros, las enfermeras. Un rizo muy rizado, tal vez. Para incluirme preservando la identidad de género de la profesión y de mi persona, como bien me señaló @SantosAgrela en un oportuno tuit hace tiempo. He observado que no soy el único que, siendo enfermero, prefiero presentarme como enfermera. Tal vez sea cosa de contracultura fanzinera. Tal vez sea un tema de experiencia y formación. Tal vez sea la perspectiva académica, filosófica o psicosocial.

Y para terminar. Soy enfermera, no enfermería. No soy enfermería ni profesión enfermera. Soy enfermero. Soy enfermera. Somos enfermeros. Somos enfermeras. Enfermeras y enfermeros. Enfermeira o enfermeiro. Infirmière o infirmières. Infirmier o infirmiers. Nurse o nurses. Enfermeres. Infirmiris. Anfarmaras. Onformoros. Unfurmurus. Erizaina o erizainak, pero no erizaintza!

¿Qué te parece? ¿Es oportuno, necesario o relevante?

171. ¿Cuál es tu propósito?

Lo primero que necesitas para vivir es un propósito. Una meta. Un gran porqué. Un objetivo último de vida… Recuerda. Define. Redefine el tuyo… Es el gran motor de todo lo que eres capaz de hacer. Puede ser algo fijo o dinámico. Da igual que sea en la magia de la vida o en lo inútil que es todo. Una gran idea para ayudar al mundo o el placer de vivir en tu sillón, leyendo y desayunando. El propósito es tuyo. ¿Necesitas creer en algo?

Ordena tus ideas. Piensa y reflexiona. No es tan fácil, lo reconozco. Saber para qué vives o decidir por quién vives es algo serio. Requiere preguntas. Preguntarte y darle vueltas. Requiere tiempo y ganas. Para pensar, sentir o decidir…. Tampoco es obligatorio. Simplemente podría ser una herramienta para conocerte, aceptarte y cuidarte. Como cultivar eso del amor y el perdón. Hoy empiezo a revisar el mío… ¿Cuál es el tuyo?

P. D. Estas preguntas te pueden servir para empezar:

  • ¿Qué te gusta hacer? ¿Con qué disfrutas de verdad?
  • Eso que te hace perder el tiempo con mucho gusto…
  • ¿Qué se te da bien? ¿Cuál es tu gran talento?
  • Eso que te hace sentir bien aunque no tenga “sentido”..
  • ¿Qué harías si fueras a morir este año/mes/semana?
  • Eso que te limitas por tiempo, dinero o tus propios miedos.
  • ¿Qué valores defiendes como los más importantes?
  • Eso en lo que crees mental, emocional y espiritualmente.

Ya me contarás 😉

170_ Humanizando a los humanistas

Aunque hable de #humanizasca
mi línea es más bien moderada.
Pretendo combinar puntos de vista
esperando resultados optimistas.

¡Humanistas del mundo!
Aquí sociosanitarios esperando.

Para recordar saberes olvidados…
Arte. Música. Literatura. Idiomas...
Lengua. Historia. Poesía. Filosofía...
Esas letras que nos hablan de lo humano
son ahora mismo lo que más necesitamos.

Necesitamos recordar saberes olvidados.
Humanistas del mundo, faltáis en salud.

170_ Humanizando humanistas. @antonReina