Cómo Montártelo Con Masajes Solidarios…

Masaje Amma sentado en la Barbería de Diego para recaudar fondos por la causa Movember…

A post shared by antonReina (@antonreina_) on

Generosidad. Solidaridad. Ecología… Palabras que suenan muy bien. Pero en la práctica… ¿qué aportas tú, masajista? ¿Qué aportas a los demás? ¿Qué aportas al mundo? Eso es lo más importante. Mucho más que tu propaganda de quiromasajista o maso-terapeuta..

Participa en eventos solidarios. Si eres masajista tienes que darte a conocer. Es una buena idea de marketing con tus masajes. Se trata de que trabajes tu imagen profesional y personal (en tu caso será casi lo mismo). Participa en eventos solidarios… ¿Cómo? Yo propongo que te lo montes en 3 pasos: 1º Acción, 2º Una Buena Causa y 3º Visibilidad (es decir, que se te vea dando masajes).

¡Acción!

¿Te suena de algo? Ya sabes que si eres o quieres ser masajista tienes que empezar por donde sea. No todo es vender masajes. También tienes que hacer propaganda sobre masaje. Algo más allá de ir a las empresas a ofrecer tus masajes.

¡Preséntate! Se trata de anunciarte como masajista después de que te conozcan como persona. Es decir, lo primero es dar confianza con cosas así. Luego te llamarán de manera natural. Porque lo más importante es que te conozcan personalmente.

¡Acción! Si tienes un plan, será mejor. Si no, también. La única manera de conseguir más clientes de masaje es saliendo a la calle. Ve. Sal y date a conocer. Haz que cambien las cosas cambiando de posición. No esperes más loterías. Actúa ahora.

Masaje Sentado Por Otra Buena Causa

Ya te hablé de masajes solidarios por una buena causa. Esta vez te cuento cómo me fue en primera persona. Me refiero al último evento en el que participé dando masajes. Una silla, un masajista y una sonrisa. Es todo lo que necesitas. Incluso sin silla…

La Barbería de Diego se lió la manta a la cabeza el pasado 28 de noviembre 2015 y montó una fiesta del bigote. El señor don Diego Guerrero hizo honor a su apellido para mover y promover una fiesta Movember en Guadalupe.. llamando y convocando a gente inquieta, creativa y comprometida en torno a su Barbería..

Que te vean dando masajes (o lo que sea)

Visibilidad. Presencia. Estar en medio. Llámalo como quieras… Se trata de que te vean. Sabrán que existes.. Como es un evento social, seguro que tiene repercusión y sales en alguna publicación: Desde redes sociales hasta periódicos o televisión. Una foto, un comentario de agradecimiento, un vídeo, una entrevista, un artículo como éste de aquí

Es una buena publicidad, sin pagar dinero, por participar en un evento solidario.. Además de disfrutarlo, que es lo principal, te puede merecer el tiempo dedicado. Conoces gente y das motivos para que te recuerden. Incluso si a penas sales en una esquina del periódico… A ver si me encuentras en la foto, jajaja 😉

masaje-sentado-movember-barberia-de-diego-guadalupe-murcia

Ante todo disfrútalo. Cuando participo en eventos así lo tengo muy claro. Mi principal objetivo es pasármelo bien. Disfrutar haciendo lo que me gusta. Por eso no es una cuestión de protagonismo ni de afán por salir en las fotos… Pero es una buena idea para el marketing masajista del que tanto hablo. Por ejemplo, aunque parezca ridícula mi presencia en la foto anterior, sí que se me ve bien en el centro del vídeo…

video-masaje-sentado-movember-barberia-de-diego-guadalupe-murcia

Tenlo en cuenta. Creo que deberías tener en cuenta los eventos públicos de tu barrio o ciudad para aprovecharlos y hacerte un poco de publicidad personal como masajista o terapeuta profesional.

¿Y tú, alguna vez has dado masajes en público?

De eso hablaba ya en 2015 cuando escribía en otro blog (ya abandonado) sobre Mi primer desafío público (ofrecer masajes en una terraza al aire libre).

Factores A Tener En Cuenta Para Vender Masaje

Masaje Amma con André Molia

¿Te preguntas cómo anunciar tus masajes? Hazlo, es normal preguntarte. ¿Quieres saber cómo vender terapias o servicios de bienestar? Pregúntatelo, es bueno. ¿Piensas en cómo haces el marketing para tu negocio de masaje? Sigue así. Hazte preguntas para saber.. Experimenta. Mide. Intenta..

La venta es un hecho y un proceso. Esta es una breve lista de factores que influyen en tu relación con la gente. Pero ante todo, son aspectos a tener en cuenta para tratar a tus clientes de masaje. Lo acabo de leer en recursosparapymes.com y creo que también lo puedes aplicar para mejorar la publicidad-venta de tus masajes:

1. ¿Cómo te cae el masajista o profesional de salud?

La afinidad que sientes por tu masajista. Lo bien que piensa la gente de ti y lo que sientes tú por aquellos a quienes vas a vender tu servicio. Tiene mucho que ver con tu capacidad para vender. Por eso es tan importante la naturalidad y la autenticidad de cara al cliente. Sé tú, conócete y quiérete primero.

Olvídate de los megusta de tu fanpage y piensa en el brillo de los ojos de la gente cuando les hablas del tema o les ofreces tus masajes. Para que se emocionen contigo primero tienes tú que emocionarte con lo que haces. Eso se nota. No tiene ningún secreto. Es decir, que seas buena gente para vender más.

2. ¿Cómo hablas con tus clientes?

¿Qué tipo de conversaciones tienes con la gente? ¿De qué habláis? Pero sobre todo, ¿Cómo os habláis? ¿Cómo tratas a la gente con la que hablas? Actitudes pesimistas del tipo la cosa está muy mal, nadie quiere gastarse el dinero en su salud, o la crisis bla bla bla.. definen cómo vives tu realidad.

El discurso derrotista y los “pobre-de-mí” nos hacen mucho daño. Tanto en lo personal como en lo profesional. Individualmente y como colectivo masajista.

Si de verdad quieres transmitir confianza y seguridad, entonces tienes que confiar en ti. Sentir seguridad con lo que haces y en cómo lo haces. Quiérete para querer al cliente. Acéptate para poder aceptar a los demás. Es un paso básico para conectar con personas. Si te gusta la gente, será más fácil hablarles con alegría y conectarás mejor.

3. ¿Qué les das y qué recoges?

Siembra para cosechar. Si quieres que te den algo, lo primero es dar tú. ¿Quieres recoger? Entonces, siembra. Para recibir tienes que dar. La vida es así. Dar para recibir. No se trata de sorprender ni de impresionar. Básicamente se trata de dar.

Cuando quieras recibir llamadas, contratos y nuevos clientes, ofrece tú primero algo de valor. Un regalo. Una demostración. Un detalle. Una prueba gratis de tu servicio. Ese masaje gratis para que vean cómo trabajas. Provoca el efecto Wow! Déjales con la boca abierta. Sorprende por la calidad de tu masaje. Que se queden diciendo ¡Guau! durante un buen rato.

4. ¿Funcionas de verdad?

Es decir: ¿Tienes algún cliente? ¿Te llaman nuevos clientes? Si la gente no te llama es por algo. Si no vuelven es por algo. Si no sabes venderte también es por algo. ¿Qué puedes hacer? ¿Aprender a hablar en público? ¿Dar mejores masajes? ¿Dedicarte a otra cosa? ¿Abrir la mente?

Piénsalo de verdad. Si no gustas o no te gustas es por algo. Si no gustas tanto como te gustaría, lo tienes que solucionar. Para eso hay muchos terapeutas, coaches, parejas, profesionales, consejeros y amigos. Para decirte lo mucho que vales. Pero empezar a quererte y aceptarte solamente depende de ti.

¿Te atreves a dar un paso básico aquí y ahora? Haz algo muy valiente. Haz una locura. Algo muy salvaje: Mírate al espejo.

¿Clientes satisfechos? Recuerda que cuando tienes varios clientes satisfechos, ellos mismos servirán para atraer a más clientes. Podrás publicar sus testimonios y la gente pensará que si tienes gente por algo será. Porque cuando no se te ve trabajando también da la impresión de que será por algo.. La idea es que publiques datos que te favorezcan y opiniones favorables de clientes contentos.

5. ¿Eres coherente?

Al pie del cañón. Si quieres estar ahí, díselo a la gente. Sé coherente contigo y con tu proyecto. Pero lo primero es estar ahí. Si dices que estás disponible, entonces tienes que estarlo. ¿Te mantienes al pie del cañón? ¿Cumples tu compromiso de responder ?

La gente tiene que saber que estás ahí. En tu sitio. Con el mismo teléfono. En el mismo mercado los mismos días.. El masajista de los lunes en la entrada o el de los sábados en el rastrillo de agricultores ecologistas. La masajista que viene a la oficina los jueves por la mañana.

La coherencia se nota. Cuando eres coherente con lo que piensas, dices y haces, los demás lo notan. Transmites confianza y resultas más familiar. Piénsalo.. Además, es la mejor manera de pedir un sí. Porque si tus clientes dan un primer paso, serán capaces de dar más. Es decir, que si te dicen que sí a una demostración, estarán más cerca de decir sí a contratar tus servicios.

6. ¿Por qué te reconocen?

¿Eres referente de algo? ¿En qué te diferencias? ¿Un eslogan curioso? ¿Unos testimonios buenísimos? ¿Unos clientes satisfechos? ¿Saben que se te da muy bien un tema concreto? ¿Tienes autoridad en tu sector? ¿Qué tienen los mejores de tu sector?

La gente prefiere a los mejores. Si eres experto en algo, es más fácil que te llamen cuando te necesiten. Es decir, que si te reconocen como experto en algo, es más fácil que te llamen. Si tienes diplomas o premios, enséñalos. Si tienes méritos y medallas, cuéntalo. Para que sepan que vales lo tienes que demostrar. No te cortes.

7. ¿Sabes animar para que te llamen?

Hay que generar escasez y urgencia.. Sobre todo si repartes vales de masaje. Hay que saber motivar para que te llamen y vuelvan a llamar. Haz ofertas limitadas en el espacio y no tengas miedo de decir que no a ese que llega tarde o que llama fuera de plazo. Es una oportunidad para conectar de otra manera (ofertas especiales).

Recuerda que si repartes una oferta pero no la limitas en el tiempo, perderá su valor. Nadie sentirá que tiene que aprovecharla antes de que caduque. Por eso lo ideal es hacer anuncios especiales por tiempo limitado y medir los resultados.

Piensa con preguntas…

Estas preguntas son eso, preguntas para hacerte pensar. Espero que te despierten algo, aunque solamente sean más preguntas que hacerte.

Nada es seguro, pero si no cambias algo en tu manera de pensar te aseguro que no cambiará nada en tu manera de actuar.. Y lo mismo con tus resultados. ¿Qué te parecen?