Masaje Sentado para Enfermería en Murcia

Primera generación de masajistas amma aficionados, desde Hospital Los Arcos del Mar Menor en Marzo de 2013 con antonReina

Cuando lancé la primera y la segunda edición del curso de masaje sentado y acupresión en mi hospital me hizo mucha ilusión. Pero ahora recuerdo que también hubo cosas negativas..

Percepción actual. Igual no era para tanto. Puede que no fuera tan mala experiencia.. Lo primero que me viene a la mente es que no me pagaban. Tampoco me lo reconocían como formación puntuable en bolsa de trabajo ni de ninguna otra manera. Ni siquiera pude hacerlo de cuatro tardes, para poder enseñarlo “completo”. Era algo muy importante para mí, pero para nadie más.

¿Puntos flacos? Solamente pude enseñar media secuencia. Me limitaron a dos tardes en lugar de las cuatro que hubiera necesitado para que mis alumnos se hubieran llevado el kata completo… En fín, tampoco me quiero quejar demasiado, porque así es como se hace el camino: andando. Y aquellas dos primeras ediciones del Curso acupresión y masaje simple fueron un gran paso para poder entrar ahora en el ambiente sanitario y académico.

Coherencia profesional

Enfermero y masajista. Siempre supe que tenía que seguir probando, intentando e investigando. Ahora lo estoy disfrutando. He necesitado varios años de trabajo voluntario en la comisión de enfermería holística del Colegio de Enfermería de Murcia para proponer mis cursos sin sentir ningún conflicto de intereses.

Enfermería tiene mucho que decir. Me refiero al tacto y contacto humano. Porque respecto a medicamentos dicen que solamente podemos conducir vehículos que no necesitan carné. No me preocupa eso, porque lo mío es cuidar. Ocuparnos de la persona que está o se siente enferma, encerrada, sin salida… a eso se le llama cuidar.

¡¡¡Por fin!!!

Curso de masaje Sentado para Enfermería

Curso de masaje sentado no terapéutico en el Colegio de Enfermería de Murcia. Hay que fomentar el autocuidado, prevenir la enfermedad y promocionar la salud. Este curso es una manera de darle seriedad e importancia a lo que hago… ¡Por fin!

Vídeo de presentación. He puesto un breve Vídeo hablando del Curso “Masaje Sentado:  Acupresión para Enfermería” en Murcia del 8 al 29 febrero 2016″. Cuatro lunes por la tarde para cambiar la visión de cualquier profesional o aficionado a los masajes 😉

Inscripciones. En este enlace del colegio está la información necesaria para saber más o inscribirse al curso. Prometo cero por ciento de decepciones y 100% de prácticas para ser unos masajistas todoterreno (da igual si sois profesionales o aficionados): http://www.enfermeriademurcia.org/index.php/formacion/formacion/agenda-formacion/eventodetalle/1177/-/curso-masaje-sentado-acupresion-para-enfermeria

14 Preguntas Para Conocerte Mejor

Masaje Sentado por @antonReina

¿Tienes ganas de conocerte? Uno de los pilares básicos del marketing masajista es ese: conocerte bien. Conocerte más. Conocerte mejor.. Tampoco hace falta pensar demasiado. Pero sí responder. Inténtalo.

A ver si te gustan estas 14 preguntas que propone Isra García para conocer cómo es una persona. Le sigo desde hace tiempo porque me motiva. Me anima a seguir desafiando lo que no me convence. Me da ganas de hacerme preguntas difíciles..

¿Tienes ganas de conocerte un poco mejor? Es posible que te sirvan incluso a ti también, masajista. La clave no está en darle muchas vueltas, sino en decirte la verdad. Responde sin pensártelo demasiado.

14 Preguntas Valientes

1. ¿Qué haces? ¿Qué haces cuando todas las miradas están puestas en ti? ¿Y cuando nadie te mira?

Usar Banzaî!!! como grito de guerra kamikaze... ⚡ Pero a veces digo Bonsaï!!! porque es mucho más zen, jajaja. Larga vida al #frikifan 😉

Avanzo y hago mi propio camino al dar cada paso. Muchas veces me pierdo, pero siempre sigo adelante. Mi trabajo es cuidar. Soy enfermero. Estudio, practico y enseño marketing para masajistas, porque el mundo necesita más masaje.

Cuando todos me miran intento ser yo mismo. Superarme y hacer las cosas lo mejor posible. Mi intención es sorprender, diverger y aportar valor.

Cuando nadie me ve es cuando empieza lo más duro. Enfrentarme a mis defectos, mis carencias y mi lado oscuro. Ese que me asusta. El que me da miedo, pereza y excusas para no moverme de la zona de confort.

2. ¿Cómo te definen otras personas?

SonríeDicen que soy alegre, porque sonrío. Me llaman optimista, porque busco el lado bueno. Ingenioso y entusiasta, porque para mí todo es ferpecto. Sano, porque me gusta cuidarme. Divertido, porque prefiero disfrutar de la vida. Que soy listo, porque me rodeo de gente buena y de buena gente..

También hay a quien no le caigo nada bien. Supongo que es normal. Pero me alegro, porque eso quiere decir que estoy desafiando algo en el mundo. Dicen que soy idiota, engreído, peleón y orgulloso. Incluso insolente… Y lo prefiero, porque siempre he sido demasiado educado, formal, tradicional, conformista y complaciente.

3. ¿Cuál es la decisión, proyecto o cosa de la que te sientes más orgulloso?

Me siento muy orgulloso de haber tomado la decisión de empezar a publicar Mi aventura de masaje Sentado en forma de blog. El proyecto es mucho mayor, porque hay varios libros y una escuela de marketing masajista que se están gestando.

Personalmente, lo mejor que me ha pasado es también lo más difícil: no tener instrucciones prácticas para ser padre, igual que para ser pareja, hijo, cuñado o hermano… Vivir la mapaternidad sin mapa está siendo una gran aventura, tan emocionante como felizmente compartida. Ha revolucionado todos mis proyectos y me está obligando a ponerme las pilas porque tengo menos tiempo.

Como enfermero tengo un punto de mira muy holístico y global de las personas, el mundo, la salud y el autocuidado. Por eso sigo formándome y preparándome para otro proyecto: La Verdadera Revolución Del Bienestar.

4. ¿Cuál es fallo más grande que recuerdes en tu vida?

¿Qué te dan a cambio?He cometido muchos errores en mi vida, de todo tipo, y todavía sigo equivocándome mucho. Supongo que fracasando es como aprendemos. Creo que estrellarte de vez en cuando también forma parte de La Vida, de lo eterno, de lo terrenal, de lo divino y de lo bello que es vivir.

Mi gran fallo fue lanzarme a emprender sin experiencia, sin un buen plan B, sin apoyo ni equipo, sin coherencia conmigo ni con mis sueños… Aquí te cuento más.

5. ¿Qué te gustaría hacer que no estés haciendo ahora mismo? ¿qué harías después?  ¿qué haces para hacer que suceda?

Me gustaría trabajar menos y facturar más. Así podría tener más días libres para viajar más, para leer más, pasear más, bailar más, cocinar más y disfrutar más con mi familia, cuidando, aprendiendo, viviendo.

A partir de ahí podría defender causas como el apoyo a nuevos emprendedores o el desarrollo de iniciativas sociales. Haría más por los demás. El mundo necesita más masajes y los masajistas necesitan más marketing. Hay que promover proyectos colaborativos en el sector de la salud para llegar a más gente. Los masajistas y terapeutas que disfrutan haciendo lo que aman deberían poder ganarse la vida con ello.

Creo en mí. Para que suceda lo anterior me estoy formando constantemente. Creo en mis sueños. Me valoro más y me cuido mejor. Creo que debo seguir compartiendo mis opiniones, mis conocimientos y mi experiencia. Creo que así aporto algo de valor al mundo. Creo que así creo más oportunidades. Conozco a más gente inquieta y comprometida, con ganas de colaborar en proyectos humanos que cambien las cosas.

6. ¿Cómo te gustaría que te recordara la gente cuando ya no estés aquí? ¿qué te gustaría que dijeran de ti?

Me gustaría ser recordado como una buena persona. Alguien alegre. Un enfermero que enseñaba masaje sentado de acupresión. Un frikifan del masaje sentado que ayudó a cambiar la manera de ver las cosas dentro del sector de la salud y el bienestar. Me gustaría inspirar cambios en la actitud ante la vida, la manera de comer, el masaje en la sociedad y el marketing de los masajistas, terapeutas, o profesionales de la salud.

El enfermero holístico de los masajes… El de humanizar las farmacias, los hospitales, la sanidad y la sociedad… El que me ayudó a evolucionar respecto a mi manera de llevar el negocio de masajes… El que me inspiró para ser masajista… El que enseñaba marketing para masajistas… El que enseña masaje sentado…

7. ¿Qué es aquello de lo que más te avergüenzas?

Me avergüenzo mucho de haber sido tan blando tantas personas. Especialmente conmigo mismo. Me avergüenzo mucho de haber sido muy conformista en muchas situaciones. me avergüenzo mucho de no haberme atrevido a seguir mi corazón más veces.

Me avergüenza que mi falta de coherencia haya podido dañar a otros en lo afectivo, sentimental, familiar y profesional. Durante mucho tiempo he sido muy perezoso conmigo mismo y con mi propio bienestar.

Me avergüenzo de no haber sido más caradura, porque hay muchas situaciones que se merecen un cambio, una irreverencia, una provocación, una patada en el culo o un empujón al statu quo.

8. ¿Cuál es tu mayor defecto? ¿y virtud?

Mi mayor defecto es la falta de foco a la hora de ejecutar mis planes.

Mi mayor virtud es el entusiasmo, las ganas y la actitud positiva.

9. ¿Qué es lo que haces cada día para crear cambio en la vida de otras personas?

Cero Miedo. Cero QuejasLeer, intentar, equivocarme y contárselo a otros masajistas para que evolucionemos todos. Creo que lo más importante es meditar a diario.

Ah, y dejar de quejarme. Eso sí. 😉

Y dejar de poner excusas. Eso también.

10. ¿Qué deportes practicas?

Me gusta mucho correr, practicar yoga, jugar a capoeira y nadar. Me gustaría tener más constancia. Ese es otro punto flaco.

11. ¿Qué libros lees?

Siempre he leído mucho sobre filosofía, espiritualidad, metafísica… pero ahora me centro más en la salud natural, conceptos de enfermería holística y temas de marketing humano, marca personal, etc.

12. ¿Qué música escuchas?

Suelo escuchar cuencos tibetanos o similares para meditar, entrar en flujo y concentrarme… Me gusta toda la música. Especialmente música étnica y clásica. Creo que músicos y masajistas tienen mucho en común, como pude comprobar en aquella fiesta de presentación de Murcia Supersónica.

Suelo vibrar con la Ópera. Me gusta el Rock, el Jazz, el Flamenco, la percusión tribal, el Reggae Old School, el Pop desde los 60, los grandes clásicos, las baladas… y desde que estuve en Lanzarote amo el Heavy Metal,sí. Gracias a que conocí a l masajista y gran persona que es el batería de Blackened..

13. ¿Cuál es tu mayor sueño? ¿estarías dispuesto a compartirlo?

Mi mayor sueño es conocerme más y mejor. Sueño con llegar más allá de los límites físicos, económicos, mentales, culturales, geográficos y personales actuales. Sentirme libre para actuar de manera auténtica, amable y coherente conmigo.

Sueño con disfrutar de todo aquí y ahora. Ser consciente de mí y de los que me rodean, en cualquier momento y lugar… Vibrando tan alto con el amor por mí y por el planeta que esa onda expansiva se transmita a los demás, les sorprenda o motive y ayude a crecer para estar mejor.

Si quiere ser algo, lo mejor es ser tú. ¡Quiérete!Armonía y coherencia. Creo que hay que soñar más con la paz en las personas que con la paz en el mundo. Porque todo está en constante cambio y equilibrio dinámico. Es la primera vez que me hago esta pregunta pensando en algo más allá de lo mero profesional. Siempre he querido mejorar mis facetas personales de pareja y familia, trabajo y proyectos, ocio y amigos, alimentación y autocuidado, deporte y meditación…

Considero que todos somos guerreros espirituales y mutantes mentales.

14. ¿A qué tienes miedo?

Tengo miedo a que mi vida se pase sin aportar nada al mundo.

Tengo miedo a no tener tiempo de hacer todo lo que quiero.

Tengo miedo a no saber decidir y ejecutar mis planes de acción.

Eso sí, me dedico a combatir el miedo a vender masajes.

¿Te atreves tú también, masajista?

Responde a estas 14 preguntas para conocerte mejor… Te puedes centrar solamente en los masajes… y después me cuentas qué tal… ¿Qué te parece? ¿Te atreves? 😉

Mi Gran Fracaso Como Empresario

L de Masajista Aprendiz

Esta pregunta es para Conocerme Mejor. Gracias a ella he descubierto varias lecciones que aprendí. Ahora las quiero recordar para seguir creciendo:

  • Inténtalo siempre. Lanzarte a lo bestia es bueno.
  • Cuenta contigo. Rodearte de gente buena es mejor.
  • Sé como eres. Aunque te vaya mal. La satisfacción es mayor. Ahora lo veo claro.
  • Conócete bien. Conecta contigo. Es mejor que sepas lo que quieres realmente.
  • Prepárate. Prepárate para pasarlo mal física, mental, emocional y económicamente.

¿Cuál es fallo más grande que recuerdas en tu vida?

1. Mi gran fallo. Además de las catástrofes sentimentales, mi gran fallo fue lanzarme a montar una empresa con todas las de la ley.. Un negocio propio. Pasé de ser empleado a ser jefe en pocos días. Eso sí, yo mismo me tenía que encargar de la publicidad, atención al cliente, selección de personal, asistencia directa en el domicilio, tratar con otros profesionales como fisio o podólogo y toooodas las funciones de toooodos los departamentos, como buen trabajador autónomo…

2. No tenía un buen plan. Mi único plan B era volver a currar de enfermero. Ahí estoy… Además aposté por la empresa de otro. Una franquicia de ayuda a domicilio para personas mayores. No supe ver su nivel de compromiso conmigo ni con mi éxito. Por eso me dejé engañar. Aunque ahora pienso que no me engañaron, como dice mi padre, sino que me enseñaron..

3. No tenía un buen apoyo. Tampoco tenía un buen apoyo. Me dejé llevar más por la ilusión que por las cuentas. Le pedí dinero al banco y lo peor es que me lo dieron. Difícil de devolver cuando tienes que cerrar el negocio…

4. No tenía experiencia. Para colmo, confié en la buena fe de la gente que dice querer trabajar y la mayoría me traicionó. Supongo que no supe imponer respeto, porque de 500 CV solamente encontré 200 presentables, 100 adecuados y 50 empleados. ¿Cuántos cumplieron con lo acordado? Solamente 2. Sí, dos. Los únicos que me atrevería a recomendarte hoy.

5. No estaba siendo coherente. Ni conmigo ni con mis sueños. Hacía años que descubrí mi pasión por el masaje sentado. Sin embargo, no me atreví a luchar por eso. Me hice autochantaje. Me convencí de que esa empresa de ayuda para personas mayores era la más apropiada para mí por ser enfermero.. Qué absurdo. Enfermería es cuidar, calmar y ayudar.. precisamente eso es lo que hace el masaje también.

6. No estaba preparado para arruinarme. Pasé de contratar y facturar a estar en números rojos. Pasé de ser a quien le piden trabajo a no llegar a fin de mes. El banco te llama y te envía cartas sin parar. No hay saldo para pagar con tarjeta. Te devuelven los recibos. Hay que vivirlo para saber lo que es.

7. No me esperaba otra estafa. Fue un atraco en toda regla, ya te lo digo… Pero me volvieron a robar otros diezmil euros. Además de toodos los miles de euros que ya debía al banco por culpa de la franquicia, llegó alguien que me convenció para empeorarlo. Me hizo creer que me podía ayudar y le pagué un dinero que no tenía. No esperaba que me volvieran a estafar tan pronto. Me sentí engañado, pero también asumí mi responsabilidad.

8. No sabía cómo sobrevivir. Lo mejor era aguantar. Me lo enseñó una gran persona. Una mujer maravillosa. En plena crisis (mía) económica y sentimental. Un buen plan. Tan sencillo como potente. Es lo que hice. Resistir. Trabajar cuanto podía para pagar por los pelos y seguir en números negativos durante casi tres años.. Eso sí, durante ese tiempo me estuve preparando.

9. No podía gastar dinero. La única premisa durante aquella crisis fue la de no gastar. Invertí todas mis ganas e inquietudes formándome. Leyendo y experimentando. Gastando tiempo y no euros en formarme. Cuesta más, pero aprendes..

¿Cuál es tu gran fracaso como masajista?

7 Maneras De Vender Más Masajes

masaje sentado amma en murciaEres una miniempresa. Cualquier masajista debería pensar como una empresa. En todos los sentidos. Es algo bueno. Nada tiene que ver con ser humanos y tratar a la gente como personas. Forma parte de tu Filosofía de Empresa y de cómo es tu Atención al Cliente. Diriges el proyecto de tu negocio… Tú decides cómo vender masaje.

En cuanto al marketing, un masajista individual debería pensar como guerrillero… Es decir, planear ataques de publicidad con masajes. Como si fuera una guerra de guerrillas. Gastando poco y ganando mucho. Midiendo lo que hace y lo que consigue. Puedes ver un par de ejemplos de masaje-guerrilla aquí y aquí.

Buscando nuevas ideas sobre cómo vender masaje y servicios de bienestar, encontré este artículo de Francisco Rodríguez. Habla de publicidad dirigida, redes sociales, alianzas estratégicas, cross-selling y up-selling. Es lo que me animó a escribir 7 Maneras De Vender Más Masajes. Espero que te inspiren o animen:

1. Enfoca bien tu oferta

¿A quién ofreces tu servicio de masaje? Cuando haces publicidad estás tirando una piedra. Llámalo anzuelo, pero es algo que lanzas. Una oferta. Una flecha. Una lanza… Apunta bien, por favor. Hazlo por ti y por tu negocio. Es uno de los errores más frecuentes de los masajistas: Creer que todo el mundo puede ser tu cliente de masaje. Es un gran error. Pensar que cualquiera que pague por tu masaje es cliente potencial. Te dispersas demasiado, masajista…

Decide y define bien tu objetivo. Es uno de los pasos más importantes. Ten claro a qué personas, empresas, clientes o sector concreto te vas a dirigir. Si no lo tienes claro, entonces decídelo. ¿Con quién te gustaría trabajar? ¿Qué necesitas para eso? ¿Cómo se lo vas a decir? ¿Estás en condiciones de ofrecerles lo mejor? ¿Cómo haces para que les llegue tu oferta? ¿Puedes responder alguna de estas preguntas? Hazlo.

Apunta bien, por favor. Si fallas, está bien. Vuelve a intentarlo. Repite tu disparo. Dispara más veces. Aprende para apuntar mejor. Si te acercas también es ok. Sigue mejorando tu manera de apuntar… Concéntrate en una diana. Apunta de nuevo… A eso se le llama foco. Enfócate, masajista. Céntrate en un objetivo. Cuanto más concreto mejor. Decide ya a quién prefieres vender masaje y muévete hacia ellos.

2. Mide tus resultados

Hay medidas que importan y otras que no. Me refiero a las métricas en internet y en la vida offline… Da igual los megustas que tengas en tu fanpage de masajista. Sobretodo si la mayoría son de tus amigos y ninguno de ellos ha probado tus masajes. Tal vez sea más interesante cuántos leen tus emails, cuántos responden o cuánta gente llama para pedirte cita gracias a los guasap que les envías con ofertas de masaje y descuentos cansinos.

Tienes que saber qué pasa cuando haces algo. Repartes folletos. Haces descuentos. Abres una fanpage en Facebook. Tienes cuenta en Instagram. También un perfil de Twitter. Uno de Linkedin, otro en Google+ y otro en About.me, además del canal de Youtube y el Tumblr, por supuesto… Incluso escribes en Medium. Pero todo eso, ¿para qué y para quién? ¿Para qué quieres cada canal y a quién te diriges?

¿Repartes folletos o tarjetas de visita? Si haces folletos… ¿Cuántos imprimes? ¿Dónde los repartes? ¿En buzones, tablones o en mano? ¿Cuánta gente llama por esos flyers o carteles? ¿De dónde vienen? ¿Vienen recomendados? ¿Quién les habló de ti? Si pones anuncios en prensa o radio, ¿cuántas llamadas recibes?

3. Optimiza tus Redes sociales

¿Estás en Facebook? ¿Para qué? ¿Crees que necesitas más Megusta o más interacciones con la gente? ¿Sabes usarlo para potenciar tu negocio en tu barrio o ciudad?

¿Tienes Twitter? ¿A quién sigues? ¿Quién te sigue? ¿De qué te sirve?

¿Qué esperas de tu perfil en Instagram? ¿Qué puedes aportar allí?

¿Sabes que Linkedin, Youtube o Google+ también son redes sociales?

¿Conoces la diferencia entre red social y techo digital o weblog?

¿Te atreves a grabar un vídeo tuyo y publicarlo para presentarte? ¿Haces fotos? ¿Escribes? ¿Dibujas? ¿Qué haces online? ¿Qué aportas? ¿Qué compartes? ¿Merece la pena?

4. Colabora con otros

Siempre hablo de Concordancia entre masajistas. También entre terapeutas, claro. Me parece básico e imprescindible.. No concibo que te quejes o critiques a otros cuando dices que quieres ayudar al mundo. Si estás por la salud de las personas entonces no puedes atacar. Hay que unir fuerzas. Sin excusas.

Colabora siempre que puedas. Organiza jornadas de puertas abiertas. Si salen bien, triunfas. Si salen mal, aprendes. Maratones de masaje, eventos solidarios como el de Movember en La Barbería de Diego o incluso masajes en conciertos de música… Participa en salones, mercadillos y exposiciones compartiendo stand con más masajistas. Sin miedo. Es una forma de hacer marketing de guerrilla con masajes 😉

Recomienda otros compañeros masajistas o terapeutas que sean especialistas en masajes en embarazadas, por ejemplo. Sobretodo si son mejores que tú y si son realmente buenos. Yo suelo derivar clientes a varios fisios, terapeutas y quiromasajistas que conozco, como mi hermano el fisioterapeuta osteópata. Regala productos de otros profesionales y no tengas miedo de hacerlo.

5. Escala tus Precios

Ofrece un producto básico. Incluso simple. Por un precio más bien bajo. Incluso gratis. Es para atraer gente y demostrarles que vales. Se trata de que confíen en ti. Que vean cómo trabajas. Aunque sea básico o sencillo no debería ser un servicio de masaje malo ni mediocre.. Aquí tienes un ejemplo.

Ve ofreciendo al cliente productos superiores por poco dinero más… y así escalando tus precios hacia el mejor de los servicios que puedas ofrecer. En

6. Cruza Servicios

La idea me la ha dado este artículo de Francisco Rodríguez sobre el Cross-Selling o ventas cruzadas. Básicamente se trata de aprovechar las ventas que haces para ofrecer otros productos o servicios que sean interesantes para mejorar la calidad de los que ya estás vendiendo.

Eso sí, no necesariamente tienen que ser tuyos. Más bien tiene que ver con colaborar con otros profesionales. Ten en cuenta que aquí me refiero a vender productos o servicios que mejoren lo que ya le has vendido.

7. Mezcla Productos

Después del masaje puedes ofrecer a tu cliente otros productos como infusiones, sales de baño, incienso, libros o música. Incluso otros servicios como clases de relajación, cursos de formación, otros tipos de masaje, consultas de nutrición, terapia sexual o tratamientos de belleza.

Este concepto de mezclar productos se parece mucho al tipo de regalos que muchas veces te propongo para cuidar de tus clientes de masaje (anteriores, actuales o futuros). De hecho tienen mucho en común…

Tampoco se trata de que colabores con otros masajistas, sin más. Sino que combines lo que ya vendes con lo que podrías vender para ganar más. Por ejemplo.. ¿por qué no vender tus propios aceites de masaje? Artesanales o de marca. ¿Haces música? Ofrece tus temas. Regala o vende tus cuadros,dibujos o pinturas.. Imaginación.

¿Te parecen ideas ridículas?
¿Qué podrías aplicar en tu negocio?

Cómo Cambiar El Mundo Dando Masajes

Cómo cambiar el mundo basándote en tus valores... antonReina.com

Lo que haces depende de lo que piensas. Tus palabras y tus acciones dependen de tus Principios y de tus Valores, que se basan o deberían basar en el Amor.

¿Qué haces o qué has hecho? Es lo único que cuenta de verdad. Lo que haces. Lo que resuelves. Lo que aportas. Lo que cambias… y cómo lo cambias.

¿Cómo haces las cosas?
La calidad o excelencia es una Actitud. Recuerda que a veces lo más importante es la manera en que haces lo que haces. ¿Cómo haces las cosas? Y no me refiero solamente a cómo das masaje. Más bien me refiero a cómo vives tu vida… Tenlo en cuenta antes de criticar ni señalar a nadie más, porque predicas con el ejemplo.

Cómo cambias el mundo?

Sólo puedes cambiar el mundo de dos maneras:

1. Haciendo algo por ti.
2. Haciendo algo por otros.

En la Filosofía japonesa, el Código Ético del Bushi (Guerrero) reconoce 7 Virtudes: Corrección, Coraje, Benevolencia, Respeto, Honestidad, Honor y Lealtad. En ellos te puedes inspirar para dirigir tu vida personal y profesional. Por eso apuesto por cambiar el mundo basándote en tus valores.. Piénsalo y decídelos.

Qué necesitas para cambiar el mundo:

  1. Creer que eres especial. Porque lo eres. El mundo necesita masaje y los masajistas son importantes… Lo primero es quererte. Creerte especial por tí. Por lo que eres y por lo que haces. Está muy relacionado con cuidarte y con amar lo que haces. 
  2. No tener miedo al ridículo. Todo depende del punto de vista. De según cómo se miren las cosas. De según cómo te veas.. La sociedad critica fácilmente. Se acerca demasiado a lo superficial. Por eso hablo de masajistas valientes..
  3. Dar la mano a los demás. Trabajar en concordancia con otros. Colaborar. Unir fuerzas.. Es la manera más inteligente de avanzar y aportar algo de valor.

Son 3 ideas que he tomado de esta Particonferencia de Carlos Hué, gracias a una asociación murciana que sigo, admiro y apoyo: Regenera Consciencia de cambio.

¿Cómo haces tú, masajista, para cambiar el mundo?