Cómo Centrar Tu Negocio De Masajes

Centrando cualquier negocio... y en este caso un negocio de masajes.

Hola masajista: Céntrate. Para empezar es importante tener en cuenta tus fortalezas y debilidades. Ya lo sabes. Ese DAFO inicial tan recomendable para cualquier masajista. Hazte uno de vez en cuando.

Mi mayor defecto es la dispersión. La falta de enfoque. Ese es mi punto débil. Suelo recordarlo de vez en cuando para trabajarlo más. Para mejorar. Para superarme… ¿Cuál es el tuyo? ¿Cuál es tu punto débil?

Focus

Tienes que enfocarte, ya te digo. Centrarte. Agarrarte a un punto de partida. Apoyarte en algo que nunca te falle. Hablo de la mayor fortaleza. Eso que te empuja a dar un paso adelante.. Llámalo voluntad.. Son ganas.

¿Tienes ganas de dar masaje? Hacen falta para enfocar tus pasos. Piénsalo. Si tienes ganas, tienes energía. Pero la energía no es solamente pensamiento. Además de la intención, hace falta emoción para la acción. Vamos a verlo…

Sentido

¿Por qué lo haces?

¿Por qué das masajes? ¿Por qué quieres ayudar a otros ?

Si tienes claro tu porqué, no te importarán los cómo. Podrás intentarlo de mil maneras. Siempre querrás seguir avanzando. Pero tiene que tener sentido para ti. Es la pregunta clave. El centro de todo tu negocio de masaje. ¿Por qué te dedicas al masaje, las terapias o el bienestar de la gente? Why?

¿Cómo te lo planteas?

¿Cómo te planteas tu negocio de masaje? Eso determina cómo lo llevas a cabo, cómo te ves a tí de masajista y cómo quieres que te vean los demás.

¿Masajista profesional? ¿Masajista amateur? ¿Artesanía del bienestar? ¿Terapeuta manual? ¿Consultor de salud? ¿Frikifan del masaje sentado? Cuanto más positivos y coherentes sean tus metas contigo, mejor que mejor. Porque eso se transmite y es lo que llega a la gente.

¿Qué haces?

Masaje tántrico, masaje tailandés, osteopatía, masaje perineal, masaje ayurvédico, masaje anticelulítico, quiromasaje, masajes para embarazadas, masajes para bebés, masajes en la oficina, tratamientos de salud, sesiones de yoga, taichi, pilates o meditación, consultas de terapias naturales, clínicas de fisioterapia o lo que sea que hagas como masajista. Si lo haces de acuerdo a tu porqué, entonces tendrá sentido. Al menos para ti. De eso se trata.

Haz una cosa bien. Diferénciate por eso. Es el punto de partida al que tienes que aspirar para centar tu negocio de masaje. Si quieres trabajar como masajista, ofrece un servicio excelente. Aunque sea simple. Pero que tenga sentido. Que sea coherente con tu porqué. Que venga desde lo que te motiva..

Motivación

Lo que nos mueve son las emociones. Emoción es energía en movimiento. Mi mayor fortaleza es la motivación. Tu motivación es energía en acción.

¿Tienes ganas? Para seguir luchando por tus sueños tienes que tener ganas. Y las ganas salen del porquéRespóndete: Tengo muchas ganas porque… Quiero ser masajista porque… Quiero dar masaje porque…

Si tienes varios porqués… Estos son los míos:

  1. Quiero dar masajes porque quiero ayudar a la gente. Darles algo positivo.
  2. Quiero ayudar a otros masajistas porque el mundo necesita más masaje.
  3. Quiero aportar algo de valor al mundo. Quiero sumar. Quiero sembrar.
  4. Quiero poner mi grano de arena para mejorar el futuro en la Tierra.
  5. Quiero que trabajen todos los masajistas para que mi hijo viva en un mundo más amable, menos estresado y más humano.

¿Cuál es tu porqué?

¿Qué Puedes Ganar Dando Masaje?

Antonio Reina dando masaje Sentado Amma durante el Día Mundial del Reiki 2014 en Murcia
Tienes que ganar dinero dando masajes, claro que sí. Pero también recuerda que hay que ganar algo más (mucho más) que eso. Es mi opinión. Es mi aventura de masaje Sentado. Me siento muy satisfecho con lo que he aprendido y sigo aprendiendo.

Es mi conclusión como masajista. Hay que ganar dinero, sí, pero hay mucho más… Tienes que ganar, claro, pero no solamente dinero.

Dando masaje puedes ganar más que dinero

Aquí empecé una lista de cosas que puedes ganar dando masaje. Ahora vamos a ampliarla. Porque esa es mi conclusión: Con el masaje ganas mucho más que dinero.

Cosas que puedes ganar dando masajes:

  • Dinero. Sí, bueno, es lo primero que decimos.
  • Contactos personales. Conocer gente interesante. Es lo que más vale.
  • Contactos profesionales. Conectar con gente de tu sector.
  • Contactos enriquecedores. Acercarte a otros sectores diferentes.
  • Conocer futuros clientes de masaje o personas que te recomienden.
  • Volver a conectar con antiguos clientes de masaje.
  • Darte a conocer en otros ambientes diferentes.
  • Obtener nuevas ideas de marketing sobre el terreno.
  • Anunciarte directamente porque te ven ejerciendo de masajista.
  • Sacarte fotos para tus tarjetas, folletos o web.
  • Recoger correos o teléfonos de personas interesadas en lo que haces.
  • Recopilar testimonios en las redes sociales.
  • Grabar vídeos con testimonios de la gente que prueba tus masajes.
  • Pasar un rato agradable haciendo lo que te gusta.
  • Intercambiar productos o servicios haciendo trueque con tus masajes.
  • Mejorar una técnica que estás aprendiendo.
  • Practicar algo que has aprendido en algún curso..
  • Poner en práctica alguna herramienta de marketing.
  • Repartir folletos o bonos de descuento.
  • Ligar con gente interesante (eso es conocer gente… ).
  • Aprender lecciones de humildad, paciencia, aceptación…
  • Vivir la experiencia de hacer algo que te gusta mucho.
  • Sonrisas por doquier. La gente está encantada de recibir masaje.
  • Meditar durante el masaje para estar presente.
  • Respirar y centrarte en ese momento.
  • Disfrutar de esa pausa relajante y transmitirlo.
  • Sentir la energía que fluye y circula entre las personas.
  • Mejorar tu postura corporal mientras masajeas.
  • Practicar ese kata de masaje amma que has aprendido conmigo.
  • Intentar hacer tooodo lo que te acabo de proponer.
  • Perfeccionar tu kata de masaje sentado, aunque ya lo domines.
  • Sentir la brisa del mar mientras das masaje.
  • Disfrutar del paisaje natural o el entorno en el que estás.
  • Conseguir fama de masajista en tu barrio.
  • Posicionarte o que te posicionen como referente en tu ciudad.
  • Que te hagan alguna foto y te vea más gente.
  • Que hablen de ti y publiquen esas fotos en el periódico local.
  • Llamar la atención dando masaje sentado en público.. ¡Seguro!
  • … (escribe aquí algo más que tú puedes ganar dando masajes)

 ¿Qué ganas tú dando masaje?

99 Ideas Para Vender Masajes

Idea muy original para vender Masaje Amma en un mercadillo medieval, con André Molia

  1. Empieza ahora mismo. Sí. Hoy. Aquí. Nada de ya veré mañana…
  2. Sal a dar un paseo y decide 10 sitios en los que te gustaría dar masajes.
  3. Cuando vuelvas a casa, planifícate para visitarlos esta misma semana.
  4. Haz una lista de sitios que visitarás la semana que viene para presentarte.
  5. Dedica el día entero a planear cuántas visitas diarias harás este mes.
  6. Lee el periódico y encuentra diez empresas con las que te gustaría trabajar.
  7. Usa guía telefónica de tu barrio o ciudad y llama a todas las empresas.
  8. Escribe una carta a tu yo del pasado. ¿Por qué decidiste ser masajista?
  9. Escríbete una carta a tu yo del futuro. ¿Serás masajista el año que viene?
  10. Escribe tus objetivos masajistas y las acciones que hay que llevar  a cabo.
  11. Escribe tus objetivos masajistas a medio plazo (2 a 5 próximos años).
  12. Escribe dónde y cómo quieres estar en 10 años (visión a largo plazo).
  13. Piensa en cómo crees que te perciben y pregúntale a alguien si es así.
  14. Decide cómo quieres que te perciban teniendo en cuenta lo anterior.
  15. Cómprate un amuleto sencillo para recordar a diario que eres masajista.
  16. Dibuja tu logotipo. Da igual la calidad. Se trata de decidir un símbolo tuyo.
  17. Decide cómo quieres que te conozcan profesionalmente: persona o marca.
  18. Diseña una marca de masajes o define tu nombre propio como masajista.
  19. Elije un eslogan o frase para presentarte: Soy Antón de masajeSentado.com
  20. Decide tu canción favorita para motivarte y salir a vender masajes.
  21. Invéntate un himno o mantra personal para recordarte que vales mucho.
  22. Haz un boceto de varios discursos para presentarte con dos o tres frases.
  23. Haz varios experimentos y decide cómo es mejor que te presentes.
  24. Practica presentaciones con el espejo o haciendo vídeos de 15 segundos.
  25. Decide si entregatás tarjetas de presentación, folletos o algún otro regalo.
  26. Piensa si la ropa que llevas es la más adecuada para ir a ciertos sitios.
  27. No hagas ningún caso de la ropa ni del uniforme para dar masaje.
  28. Decide si quieres llevar un maletín básico con aceites y alguna toalla.
  29. Decide si llevarás una silla de masaje, una camilla, un futón o nada.
  30. Crea tu propio estilo de marketing para presentarte y conocer gente.
  31. Regala flores, aceites o incienso a tus clientes actuales o futuros.
  32. Regala dulces tradicionales o chocolatinas artesanales.
  33. Preséntate en un mercado de artesanía y monta un puesto de masajes.
  34. Disfrázate de vikingo, templario, morisco o japonés expedicionario.
  35. Invéntate algún concepto simpático como “La masajería”, “Artesano del bienestar”, “Limpieza del estrés” o “El repartidor de masajes”.
  36. Participa en algún salón o feria como expositor o colaborador masajista.
  37. Cuélate en un evento y regala una demo en plan “pirata” para que te vean.
  38. Habla con otros masajistas de tu competencia. Observa cómo te tratan.
  39. Observa cómo se anuncian los artesanos y los artistas creativos.
  40. Hazte fotos posando con tu silla o camilla de masajes. Uniforme opcional.
  41. Hazte alguna foto dando masajes de verdad a alguien real o posando.
  42. Fotografíate con algún cartel tuyo en el que aparezca tu nombre o logo.
  43. Fotografíate en tu consulta, local o centro de masajes. Sonríe, claro.
  44. Grábate en vídeo hablando sobre lo que haces.
  45. Grábate en vídeo dándole una masaje a alguien.
  46. Pide siempre permiso para sacar a otras personas, claro. Podéis posar.
  47. Graba testimonios voluntarios de tus clientes o pídeselos por escrito.
  48. Intercambia esas fotos, vídeos o testimonios por un masaje.
  49. Intenta batir tu propio récord de nuevas visitas en un solo día.
  50. Olvídate del número de visitas y cuenta cuánta gente conoces cada día.
  51. Intenta visitar el mismo barrio todos los días durante una semana.
  52. Busca un evento en el que conocer a mucha gente en poco tiempo.
  53. Busca una fiesta en la que te puedas presentar de manera relajada.
  54. Divide el mapa de tu ciudad en varios cuadrantes y recorre uno cada día.
  55. Haz una lista de los masajistas que conoces en tu zona o ciudad.
  56. Llámales, visítales o escríbeles para saludarles. Simplemente eso.
  57. Olvídate de los demás masajistas y crea tu propio mercado de masaje.
  58. Lee libros o blogs que hablen de marketing e intenta aplicar algo.
  59. Haz una lista de tus actuales y antiguos clientes. También sirve una tabla.
  60. Intenta describir cómo es tu cliente típico ahora o anteriormente.
  61. Dibuja y describe cómo sería tu cliente ideal, dónde trabaja o qué hace.
  62. Date un masaje en un sitio que te apetezca para disfrutarlo.
  63. Regala un masaje de la competencia a alguien de confianza.
  64. Crea un museo de herramientas del masajista con objetos físicos o fotos.
  65. Comparte por escrito o en vídeo por qué eres o quieres ser masajista.
  66. Utiliza un cartel o pizarra para tener a la vista tus objetivos masajistas.
  67. Decide a qué tipo de empresa nunca venderías ni ofrecerías tus masajes.
  68. Ahora imagínate que eres tu competencia y explica cómo sí lo harías.
  69. Intenta salir a vender masaje sin tarjetas ni folletos, solamente tú.
  70. Siéntate 10 minutos en la calle y observa a cuánta gente le darías masaje.
  71. Piensa en qué lugares te sientes mejor y ofreces masaje cómodamente.
  72. Comprométete con alguien a presentarte allí donde dices que quieres ir.
  73. Escribe una carta a la empresa con la que te gustaría trabajar.
  74. Dirígete a una persona, preferiblemente el responsable de recursos humanos o salud laboral de ese negocio o empresa.
  75. Describe los comentarios y testimonios que te gustan de tus clientes.
  76. Describe tus puntos flacos como profesional de los masajes.
  77. Envía una postal saludando a esa gente con la que quieres trabajar.
  78. Observa qué hábitos podrías mejorar en tu vida diaria para dar ejemplo.
  79. Haz una lista de recomendaciones simples sobre salud y bienestar.
  80. Diseña un cartel con ejercicios para realizar en la oficina. Regálalo.
  81. Regala un calendario con fotos y frases motivadoras o relajantes.
  82. Regala un libro o cualquiera de lo anterior a la gente que visites.
  83. Regala un pequeño masaje, una breve sesión o una demostración parcial.
  84. Llévate siempre tarjetas de visita o pegatinas con tus datos de contacto.
  85. Ofrécelas discretamente al hablar con la gente o inclúyelas en tu regalo.
  86. Nunca insistas en dejar tarjetas o en dar tu teléfono ni tu email.
  87. Puedes dejarlas en alguna mesa o pinchar tus folletos en algún tablón.
  88. Cuando escribas tus datos, pónselo fácil a quienes no te conozcan.
  89. Encarga camisetas o hazte gorras con tu nombre o con tu web.
  90. No hagas nada. Túmbate delante de la tele y observa lo que ocurre.
  91. Ofrece tus servicios en las redes sociales y espera que te llamen.
  92. No pongas fotos tuyas y espera que la gente confíe en tí sin conocerte.
  93. Haz una lista de cosas buenas que te pueden ocurrir si sales a vender.
  94. Haz una lista de las cosas malas que pueden ocurrirte por salir y hablar.
  95. Cuando hagas listas de sitios, establecimientos, empresas o personas a las que quieres saludar y presentarte, deja un espacio para puntuarlas del uno al tres. Aquellas con mayor puntuación son las que primero visitarás.
  96. isita una asesoría, por ejemplo, y pregúntales a cuántos de ellos les gustan los masajes (me refiero a los trabajadores u oficinistas).
  97. Visita un bufete de abogados y ofréceles una demostración o bono gratis.
  98. Cuando vayas a cualquier oficina, pregunta qué hacen para descansar.
  99. Preséntate en cualquier oficina y ofrece un masaje relajante con garantía total de satisfacción o devolución del dinero.
  100. Esta lista ha crecido y es contenido extra de mi libro El mercado del masaje sentado. Descárgalo desde aquí y págame lo que quieras.

¿Se te ocurre algo más?

¿Qué te parece? Podría seguir así un buen rato… Se me ocurren unas cuantas más… Pero te prometí 99 ideas y aquí están. Espero que te sirvan. O que te inspiren. O que te animen… Si te ha gustado, dímelo o dale al me gusta.

¿Has leído mi ebook? La lista llega hasta 111 ideas en El mercado del masaje sentado’. Un libro electrónico de 26 páginas. Léelo gratis o págame lo que quieras aquí:

Pulsa para ver ‘El mercado del masaje sentado‘ de @antonReina